Esta lección examina la naturaleza de la voluntad de Dios y cómo se adapta a la voluntad del hombre en relación con su capacidad para elegir o rechazar la salvación.
Idiomas

Hasta ahora en esta epístola Pablo a descrito el castigo que le espera a los incrédulos y los malvados cuando Cristo vuelva. También les asegura a los tesalonicenses que el "día" no ha llegado porque:

  • La Apostasía tenía que ocurrir primero
  • El Hombre de Pecado tenía que ser revelado antes

En el capítulo anterior mencioné varias ideas en cuanto a estos eventos:

  • La Apostasía (abandonar la fe cristiana) ya ha empezado y está obrando en el mundo.
  • El Hombre de Pecado todavía no ha sido revelado, sin embargo el misterio de iniquidad está obrando en el mundo y causando gran maldad.

Dije que sabremos que el próximo paso es el final (conocemos la secuencia, no el periodo de tiempo) cuando vemos este poder sin ley manifestándose en el mundo por una persona o entidad que será tan malvado y poderoso que, de alguna manera, afirmará ser igual a Dios.

Esta cara de maldad, el Hombre de Pecado, engañará a las naciones a tal punto que la verdad de Cristo y la iglesia será amenazada. Es en este momento (cuando se revela el Hombre de Pecado a los cristianos) que Cristo volverá a destruir esta persona y llevará Su iglesia a la gloria eterna en el cielo mandando a los malvados, los incrédulos y los engañados por el Hombre de Pecado al infierno.

En su descripción de estos tiempos Pablo también menciona otra idea difícil de entender. Dice que Dios mandará un "poder engañoso" sobre aquellos que se niegan a amar la verdad para que sean juzgados y condenados por la mentira que creyeron

11Por esto Dios les enviará un poder engañoso, para que crean en la mentira, 12a fin de que sean juzgados todos los que no creyeron en la verdad sino que se complacieron en la iniquidad.
- II Tesalonicenses 2:11-12

A primera vista parece que Dios obliga a las personas a creer una mentira y luego los castigo por creerlo. Esto no parece justo. ¿Habrá una solución? Sí la hay, pero necesitas entender cómo funciona la voluntad de Dios para que este pasaje tenga sentido.

La Voluntad de Dios - II Tesalonicenses 2:11-12

La Biblia explica la manera inusual que obra la voluntad de Dios en Su relación con la humanidad y el universo. Hay dos facetas a la voluntad de Dios:

1. La voluntad directa de Dios

Algunas cosas se hacen en concierto con la operación de la voluntad directa de Dios. Esta voluntad directa opera de dos modos diferentes:

A. La voluntad directa y positiva de Dios - Dios determina directamente que pasen cosas buenas. Por ejemplo, Dios decidió formar la creación y es buena; Dios decidió que Cristo llegara a salvar a la humanidad; Dios determinó que Su Palabra sea escrita y preservada para la humanidad. Dios directamente determina que pasen esta cosas buenas. En estas vemos la voluntad directa y positiva de Dios.

B. La voluntad directa y negativa de Dios - Dios determina directamente que ocurra juicio y castigo. Por ejemplo, Dios decidió directamente mandar el diluvio para destruir la tierra; Dios mandó las plagas para castigar al Faraón; Dios usó diferentes naciones para juzgar y castigar Su pueblo a través de la historia. Dios directamente determina que pasen cosas negativas para lograr Su justicia, Sus propósitos. Así que Dios directamente decide tanto las cosas positivas como negativas que pasen en este universo y a la humanidad.

2. La voluntad permisiva de Dios

Muchos eventos ocurren en la Biblia y en la historia pero siempre en cooperación con la voluntad permisiva de Dios. Esta voluntad permisiva también opera de dos modos diferentes:

A. La voluntad permisiva y positiva de Dios - Una iglesia fue establecida en Choctaw, Oklahoma en el año 1939 y años después esta iglesia apoya a un misionero en Montreal para ayudar a construir una iglesia en Quebec, Canadá. No hubo inspiración ni revelación ni milagros en esta instancia. Esto se hizo de acuerdo con la voluntad permisiva y voluntaria de Dios. Hombres son quienes decidieron hacer esta obra y la voluntad permisiva y positiva de Dios lo permitió.

Mi esposa y yo decidimos tener una familia. Decidimos tener cuatro hijos (no tres, ni cinco, ni seis, solo cuatro) y la voluntad permisiva y positiva de Dios nos permitió esta bendición. Podría habernos detenido pero no lo hizo. Permitió que pasara esta cosa buena y positiva en nuestras vidas.

B. La voluntad permisiva y negativa de Dios - Algunas cosas que Dios permite pasar no son Su determinación ni de Su agrado. Sin embargo, permite y usa estas cosas para lograr Su propósito máximo. Por ejemplo, Satanás tentó a Eva, atacó a Job, manipula la maldad principal en este mundo. Dios no determinó ni decidió estas cosas, pero en Su soberanía permitió que Satanás hiciera estas cosas. Hay enfermedades, accidentes y tragedias en este mundo. Dios no los determina, ni los inventa directamente, ni los manda, pero permite estas consecuencias negativas del pecado para que nos afecte de diferentes maneras.

Así que Dios conscientemente determina que ocurran ciertas cosas positivas y negativas y también permite que ocurran ciertas cosas positivas y negativas los cuales no determina sino que los permite pasar. Sin embargo, sin importar lo que pasa y bajo cuál categoría de Su voluntad cae cualquier cosa, Dios sabe de antemano lo que hará y lo que permitirá que hagan otros. También conoce las consecuencias de todo lo que se hace y cómo lo usará para Su gloria y para lograr Su voluntad máxima que es la justificación de los santos en Cristo y el castigo de los malvados e incrédulos.

Entonces cuando hablamos del "engaño" que fue mandado por Dios, tenemos que tomar en cuenta lo que acabo de decir para entender lo que Pablo está diciendo aquí. Este engaño se manda bajo la voluntad permisiva y negativa de Dios. Dios está permitiendo que el engañador (el Hombre de Pecado) capture completamente mediante sus mentiras y engaños a todos quienes no aman la verdad. Dios no inventa el engaño, no miente, no aprueba al engañador pero sí permite que funcione por un tiempo en el mundo. Quienes creen las mentiras serán permitidos creer sin la intervención de Dios. Serán juzgados y juzgados correctamente porque prefirieron creer las mentiras por sobre la verdad.

La verdad, bajo la voluntad directa de Dios y gloriosamente revelada por Cristo es tan superior a la mentira pero estos prefieren creer la mentira, y Dios les permitió creerla al máximo. Dios "manda el engaño" en el sentido de que permite que pase en manos del engañador, y permite que obre completamente sobre aquellos que eligen creerla por encima de la verdad superior mandada directamente por Dios.

A fin de cuentas, esta aceptación plena de la mentira comprobará que Su juicio es obvio, justo, necesario y sin duda. No habrá duda ni pena por estas personas que reciben el juicio que merecen.

Una vez Pablo termina describiendo los eventos que ocurrirán antes del retorno de Cristo y la condenación de aquellos que no están listos para Su retorno a causa de su incredulidad, pone su atención en los tesalonicenses mismos. Ya que estas cosas son y serán así, los anima a no ser como los que aman las mentiras (y lo que las mentiras les permite hacer) sino que sigan el camino marcado por quienes aman la verdad y donde ese camino les llevará.

El camino de la verdad - II Tesalonicenses 2:13-17

13Pero nosotros siempre tenemos que dar gracias a Dios por vosotros, hermanos amados por el Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para salvación mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad. 14Y fue para esto que Él os llamó mediante nuestro evangelio, para que alcancéis la gloria de nuestro Señor Jesucristo. 15Así que, hermanos, estad firmes y conservad las doctrinas que os fueron enseñadas, ya de palabra, ya por carta nuestra. 16Y que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia, 17consuele vuestros corazones y os afirme en toda obra y palabra buena.
- II Tesalonicenses 2:13-17

Pablo revisa la situación y les dice que aunque hay maldad y peligro en el mundo todavía queda por qué estar agradecidos - especialmente por la iglesia en Tesalónica. Da dos razones básicas.

1. Han sido escogidos para salvación – vs. 13

Aquí la elección de Dios no es judicial o arbitrario en el sentido de que uno elige una cosa o persona sobre otra. Pablo se refiere al fenómeno donde Dios se adueña de o elige a personas que están siendo santificados por el Espíritu Santo porque confían en la verdad del evangelio. Dios elegirá a todo quien hace esto sin prejuicio. Elegirá para Sí quienes eligen creer en Cristo y ha prometido hacerlo desde el principio del tiempo.

En este versículo Pablo también dice que quienes están bajo la elección de Dios son aquellos que se transforman por el Espíritu por haber confiado en la verdad. Esto es diferente que intentar transformarse a sí mismos usando sistemas o métodos que no pueden lograr la transformación requerida por Dios. Por ejemplo, personas intentan cambiar por medio de:

  • La Ley (legalismo o perfeccionismo)
  • Magia (manipulación de espíritus)
  • Idolatría (adoración de lo creado)
  • Filosofía (verdades humanas y sistemas de auto actualización)

Pueden estar agradecidos porque por su fe en la verdad del evangelio (la solución de Dios al problema de pecado y muerte), han sido elegidos por Dios y son herederos de la salvación. Este cambio es real, personal, eterno y espiritual.

2. Su salvación es segura – vs. 14

La salvación que tienen se manifestará completamente cuando Jesús vuelva. La naturaleza de esta salvación es tal que cuando Él vuelva ellos compartirán Su gloria. Esta es la meta de la transformación (la santificación) y se completará cuando Él vuelva. Esta fue la intención original del llamado de Dios mediante el evangelio: que algún día serían perfeccionados en gloria. Esta perfección final, esta finalización de su transformación espiritual es segura, no hay duda de que se llevará acabo y por esto deben estar agradecidos.

En el versículo 15 Pablo resume diciendo que si estas cosas son verdad no deben dejarse engañar por mentiras. Así debes responder a las mentiras que intentan molestar tu fe, mentiras que están engañando a otros.

  1. Estad firmes - sé maduro, fuerte, inmovible. No pierdas tu compostura.
  2. Conservad las doctrinas - mantener lo que se les había sido enseñado por sus maestros y mentores: Pablo, Timoteo y Silvano.

Termina el pasaje con una bendición:

16Y que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia, 17consuele vuestros corazones y os afirme en toda obra y palabra buena.
- II Tesalonicenses 2:16-17

Él ora al mismo Dios y Cristo quienes les ha dado su amor y también les consolarán con la certeza de que son salvos por gracia eternamente. También pide que Dios ejerza Su voluntad (directa y positiva) para animarlos cuando se encuentren desanimados y para ayudarlos en lo que deben decir y hacer.

Es cierto que hay mentiras y condenación para algunos, pero Pablo agradece que son salvos y ora que Dios les ayude a mantenerse usando Su voluntad directa y positiva. Dios no solo permite que cosas buenas pasen - ¡Él los hará!

Voluntad y Salvación

Este pasaje es inusual en que dentro de él se encuentran cinco cosas que Dios hace y tres cosas que hacemos nosotros en cuanto a nuestra salvación. La voluntad directa y positiva de Dios funcionará de cinco maneras distintas en cuanto a nuestra salvación:

1. Él ama – vs. 13

La motivación de Dios por salvarnos es el amor. Él consciente e intencionalmente ama a cada alma de acuerdo con Su propósito.

2. Él elige – vs. 13

Como ya dijimos, esto significa que Él toma para Sí. En el principio Dios eligió a todos quienes creerían en la verdad para salvarlos. Deliberadamente eligió este grupo para experimentar la gloria del cielo.

3. Él llama – vs. 14

Dios llama a todos intencionalmente a gloria mediante el Evangelio. Quienes aman a la verdad responden al Evangelio.

4. Él salva – vs. 13

I Timoteo 2:4 dice que Dios quiere que todos se salven, este es Su propósito máximo. Él provee todo lo que necesitamos para completar la transformación y salvación del alma.

5. Él glorifica – vs. 14

Su mayor meta es que todo quien responde al llamado sea glorioso como Su Hijo Jesús.

Ahora en todas estas acciones opera la "voluntad directa" de Dios y esto significa para nosotros que si estas cosas son la voluntad directa y positiva de Dios, entonces nuestra salvación es cierta porque:

  • Dios siempre ama - aún cuando somos débiles
  • Dios nunca cambia - no habrá sorpresa
  • Dios llama constantemente - quiere que todos se salven
  • Dios garantiza la salvación - podemos confiar en Él
  • Dios tiene el poder de transformarnos a la gloria - tenemos algo que anhelar

Por otro lado vemos que el hombre también ejerce su voluntad directa en cuanto a la salvación. Funciona de tres maneras:

  1. El hombre cree - Estos tesalonicenses eligieron creer (aceptar como verdad) el mensaje del Evangelio. No hay nada que podemos hacer para salvarnos a nosotros mismos, ninguna buena obra puede ser entregada a cambio de nuestras almas. Sin embargo, Dios no pide de nosotros lo que no podemos hacer, solo pide lo que sí podemos y eso es ejercer nuestra voluntad directa y positiva al creer y actuar sobre esa creencia (arrepentimiento y bautismo) es algo que todos podemos hacer.
  2. El hombre agradece (vs. 13) - El dar gracias por nuestras bendiciones es parte de la función directa de nuestra voluntad, una expresión de fe. No dar gracias es generalmente la primera señal de perder la fe (Romanos 1).
  3. El hombre se mantiene firme en la verdad - No intercambiamos o hacemos algo para merecer o mantener nuestra salvación. Simplemente nos aferramos a lo que Dios nos ha dado gratuitamente. Esto lo hacemos al mantener la verdad del evangelio que nos ha sido entregado por Cristo y al evitar las mentiras y engaños que intentan negar el Evangelio y su poder.

La voluntad directa del hombre puede rechazar el amor de Dios, negar Su elección, ignorar Su llamado, descuidar Su salvación y resistir la transformación del alma a la gloria. Cuando el hombre se opone a Dios directamente de esta manera, la voluntad permisiva negativa de Dios permite al hombre resistirlo y sufrir las consecuencias.

Resumen

La voluntad directa de Dios estaba funcionando desde el principio con el propósito de salvar a los tesalonicenses a pesar de sus dificultades, siempre y cuando se mantenían en la verdad de que al final Dios cumplirá Su voluntad directa: su gloriosa resurrección y vida eterna con Cristo en el cielo.

Lecciones

  1. Es la voluntad de Dios salvarnos, pero ¿será siempre nuestra voluntad ser salvos?
    • ¿Rechazamos Su amor amando al pecado?
    • ¿Negamos Su elección al elegir otra cosa que no sea Cristo?
    • ¿Ignoramos Su llamada al posponer nuestra decisión?
    • ¿Resistimos la obra del Espíritu Santo dentro de nosotros?
  2. Dios está a cargo de nuestra salvación de principio a fin. No te preocupes, sé feliz. Nuestra tarea es confiar en la verdad (Jesús es Dios, la cruz nos salva, y resucitaremos).
  3. Consuelo y fuerza vienen de Dios no de cosas. La única manera en que las cosas pueden consolarnos es cuando decimos y hacemos cosas buenas, no cuando acumulamos cosas bonitas.

La clave para nosotros en todo esto es que la voluntad directa de Dios funciona de la misma manera y con el mismo poder que para con los tesalonicenses. No nos sobrellevemos por el poder de la maldad en el mundo - tengamos la confianza de que Dios está a cargo y Él nos salvará. Tengamos cuidado de no creer las mentiras pero de mantenernos fiel a lo que hemos recibido de Cristo y Sus apóstoles. Pidámosle a Dios Su fuerza y consuelo en hacer y decir lo bueno para que cuando Cristo vuelva nos encuentre ocupados en estas cosas. Si hacemos esto, estaremos listos para la segunda venida de Cristo.