Ayúdanos a seguir produciendomás contenido bíblico. Apoye

El día de juicio

Tue. December 9
Esta lección repasa la enseñanza de Jesús sobre su regreso en Mateo 24-25 para complementar las instrucciones que Pablo da a los tesalonicenses sobre este mismo tema.
13 min
Idiomas

Esta serie ha intentado presentar un estudio profundo de las dos cartas que Pablo escribió a la iglesia en Tesalónica. En ambas cartas Pablo describe en detalle la segunda venida de Cristo y los eventos alrededor de ella. En este momento me gustaría agregar información que Pablo provee en estas epístolas con repasar un pasaje del evangelio de Mateo que aborda este mismo tema: la Segunda Venida y el Juicio. Jesús habla de Su retorno y el fin del mundo en Mateo 24-25.

1Cuando salió Jesús del templo, y se iba, se le acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2Mas respondiendo Él, les dijo: ¿Veis todo esto? En verdad os digo: no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada. 3Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos en privado, diciendo: Dinos, ¿cuándo sucederá esto, y cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo?
- Mateo 24:1-3

En este pasaje Mateo describe una escena en que Jesús está saliendo del templo y mientras salen los discípulos ponen atención en las maravillosas edificaciones del templo, lo cual Él acaba de decir serán abandonadas algún día. Durante ese periodo el templo había sufrido una reconstrucción extensiva; el esfuerzo más reciente pagado por Herodes mismo.

En el versículo 1 Jesús responde a sus comentarios al decir que no solo serán abandonados los edificios sino que los derrumbarán. Esto prepara el camino para otras preguntas de los Apóstoles (Pedro, Jacobo, Juan y Andrés - Mateo 13:13) quienes querían más información sobre lo que les acaba de decir. Durante su diálogo los Apóstoles le preguntaron dos cosas:

  1. ¿Cuándo será destruido el templo?
  2. ¿Cuáles señales acompañarán el fin del mundo que serán a causa de la Segunda Venida?

Ahora, no sabemos si los Apóstoles pensaban que estos dos eventos pasarían al mismo tiempo o en momentos distintos. Lo que sí sabemos por las preguntas es que estaban preguntando sobre dos eventos diferentes:

  • La destrucción del templo.
  • El retorno del Señor al final del mundo.

La siguiente sección en Mateo puede ser confuso así que ayuda si lo dividimos en las tres vistas de historia que Jesús abordó al contestar sus preguntas.

1. Vista panorámica – vs. 4-14

4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5Porque muchos vendrán en mi nombre, diciendo: «Yo soy el Cristo», y engañarán a muchos. 6Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. 7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. 8Pero todo esto es solo el comienzo de dolores. 9Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis odiados de todas las naciones por causa de mi nombre. 10Muchos tropezarán entonces y caerán, y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán. 11Y se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán. 12Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. 13Pero el que persevere hasta el fin, ese será salvo. 14Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.
- Mateo 24:4-14

En estos versículos Jesús describe una vista panorámica de la historia del mundo que incluye la época antes de la destrucción del templo, el tiempo después de la destrucción y el periodo al final del tiempo cuando Él volverá.

2. Vista telescópica a Jerusalén – vs. 15-35

15Por tanto, cuando veáis la abominación de la desolación, de que se habló por medio del profeta Daniel, colocada en el lugar santo (el que lea, que entienda), 16entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; 17el que esté en la azotea, no baje a sacar las cosas de su casa; 18y el que esté en el campo, no vuelva atrás a tomar su capa. 19Pero, ¡ay de las que estén encinta y de las que estén criando en aquellos días! 20Orad para que vuestra huida no suceda en invierno, ni en día de reposo, 21porque habrá entonces una gran tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás. 22Y si aquellos días no fueran acortados, nadie se salvaría; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. 23Entonces si alguno os dice: «Mirad, aquí está el Cristo», o «Allí está», no le creáis. 24Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos. 25Ved que os lo he dicho de antemano. 26Por tanto, si os dicen: «Mirad, Él está en el desierto», no vayáis; o «Mirad, Él está en las habitaciones interiores», no les creáis. 27Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. 28Donde esté el cadáver, allí se juntarán los buitres.

29Pero inmediatamente después de la tribulación de esos días, el sol se oscurecerá, la luna no dará su luz, las estrellas caerán del cielo y las potencias de los cielos serán sacudidas. 30Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31Y Él enviará a sus ángeles con una gran trompeta y reunirán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo de los cielos hasta el otro.

32Y de la higuera aprended la parábola: cuando su rama ya se pone tierna y echa las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que Él está cerca, a las puertas. 34En verdad os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. 35El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.
- Mateo 24:15-35

En estos versículos Jesús mira por un telescopio o se enfoca en un gran evento en la historia de los judíos: la destrucción de Jerusalén, el cual ahora sabemos que ocurrió en 70 d. de C., unos 40 años en su futuro.

3. Vista telescópica a la Segunda Venida – vs. 36-44

36Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre. 37Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, 39y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre. 40Entonces estarán dos en el campo; uno será llevado y el otro será dejado. 41Dos mujeres estarán moliendo en el molino; una será llevada y la otra será dejada. 42Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene. 43Pero comprended esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa. 44Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre.
- Mateo 24:36-44

Jesús termina con una mirada al futuro distante cuando Su retorno abrirá paso a los últimos días y el juicio. Si mantenemos estas tres vistas en mente nos ayudará a desenredar estos versículos complicados.

Vista panorámica hasta la Segunda Venida – vs. 4-15

Vs. 4 – Esta instrucción se da para que sepan y puedan evitar maestros y profetas falsos en estos temas.

Vs. 5-8 – El ciclo de profetas falsos, guerras y problemas en el mundo continuarán hasta el final pero estas cosas en sí no son las señales - solo son el comienzo de cosas que se empeorarán progresivamente hasta no solo el fin de Jerusalén, pero también del mundo.

Vs. 9-12 – Paralelo a II Tesalonicenses donde Pablo habla del fin del mundo y lo que debe pasar primero:

  • Apostasía (abandonar, enfriamiento de amor)
  • Hombre de Pecado quien engaña a muchos mediante señales falsas e intenta tomar el lugar de Dios - será revelado.
  • Jesús describe la descentralización del mundo (un ciclo de maldad y avivamiento que continúa repitiéndose en la historia hasta un momento en que la maldad extrema del ciclo se rompa con la apariencia de Jesús señalando el fin del mundo, su destrucción, la resurrección y el juicio de toda la humanidad con condenación para algunos y gloria para los discípulos).

Vs. 13 – En contraste, promete que los fieles serán salvos a pesar de estas pruebas y la maldad.

Vs. 14 – También promete que la gran comisión se llevará a cabo antes de que el fin del mundo pueda ocurrir.

Esta es una vista panorámica de los eventos y el flujo de la historia que ocurrirá hasta Su segunda venida.

Vista telescópica a la caída de Jerusalén – vs. 15-35

Judea era rebelde y anhelaba volver a los días de gloria cuando experimentó independencia y poder durante el reino de Salomón. Esto causó tantos disturbios que Roma mandó tropas para reprimir la rebelión. Desde 66-70 d. de C. el ejército romano sitió a Jerusalén y completamente destruyó a la ciudad junto con el templo y más de un millón de personas. Esta destrucción de la nación judía y su ciudad principal y el templo era el cumplimiento de la profecía de Jesús a los discípulos años antes, descritos en este pasaje. Los discípulos querían saber cuando ocurriría esto y Jesús les da unas "señales" porque muchos de ellos estarían vivos todavía cuando pasaría.

Vs. 1-18 – La primera señal era la Abominación de Desolación. El punto era que cuando se profanara el templo esto sería una señal de que la destrucción estaba por llegar y debían escaparse de la ciudad. El profeta Daniel (Daniel 11:13; 12:11) había profetizado que el templo sería profanado y era en los días de los Macabeos por el rey de Siria, Antíoco Epífanes, quien sacrificó un cerdo en el altar del templo. Jesús retoma esta idea y dice que de la misma manera cuando ven que los gentiles profanan el templo durante sus vidas, sería la señal de escaparse.

Pero cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su desolación está cerca.
- Lucas 21:20

Lucas 21:20 nos dice que el encerramiento del templo por ejércitos extranjeros es lo que constituía profanación. Los estándares o escudos del ejército romano era idolatría y a menudo los soldados los usaban en su adoración. Encerrando al templo dentro de estos lo profanaría. Muchos eruditos difieren en lo que sería la "abominación" y se refieren a historiadores judíos para los eventos que ocurrieron antes, durante y después del sitio para ver qué podría ser, pero Lucas 21:20 es la única referencia bíblica que encaja en este contexto.

"Él que lea" se refiere al que lee Daniel y, juntamente con el criptograma de Cristo, podrá saber cuándo escapar. En 68 d. de C. la mayoría de los cristianos viviendo en Jerusalén se escaparon a Pella, una ciudad ubicada en el actual Jordán y así evitaron fallecer en el masacre.

Vs. 19-21 – La tribulación se refiere al sufrimiento causado por el sitio romano de la ciudad.

  • Más de 1 millón asesinados
  • La combinación de la gravedad de su pecado (los judíos que recibieron bendiciones y promesas pero rechazaron y mataron a su Mesías) junto con el horror del castigo (la nación aniquilada) no ha sido igualado.

Vs. 22 – La providencia de Dios permitió que esta guerra finalizara para no aniquilar a los cristianos juntos con los judíos. En su ataque, los romanos no hicieron distinción entre los cristianos y los judíos no cristianos.

Vs. 23-26 – Es natural que los creyentes asociarían la destrucción de Jerusalén con el retorno de Jesús, así que el Señor les advierte que no se dejen engañar por aquellos que afirmarían ser el Señor o hablar de parte de Dios. Josefo, un historiador judío de la época, escribe sobre este periodo donde se escuchaban rumores de la venida del Mesías para mantener a las personas en la ciudad. La amenaza romana creó histeria y temor que a su vez produjo muchos "profetas" que afirmaban tener visiones y mensajes de Dios. Un tal profeta dijo que separaría milagrosamente al Mar de Galilea y 25.000 personas lo siguieron.

Vs. 27 – Jesús les dice que cuando Él vuelve (no en 70 d. de C. pero al fin del mundo) será evidente a todos, como un relámpago en el cielo. Todos fácilmente sabrán que es Él.

Vs. 28 – El cadáver es la nación judía, los buitres son los Cristos y profetas falsos. Cuando los ves en abundancia, será una segunda señal de que se acerca el final para Jerusalén.

Vs. 29 – La primera palabra en este versículo presenta un problema para algunos: Inmediatamente. Si decimos que esta próxima sección se trata del fin del mundo y la segunda venida de Jesús entonces debió ocurrir justo después de la destrucción de Jerusalén (algunos creen y enseñan que Jesús ya había vuelto). Puesto que el Hombre de Pecado no se ha revelado, Jesús no ha vuelto y por lo tanto este pasaje debe estar hablando de eventos de la destrucción de Jerusalén y no del fin del mundo.

Vs. 30-31 – Por lo tanto los versículos 29-31 hablan de la destrucción y los efectos que tendrá tanto sobre los creyentes como los no creyentes. El lenguaje es apocalíptico y es usado por profetas para describir eventos catastróficos históricos y políticos (Isaías 13 describe la destrucción de Babilonia con lenguaje semejante). Se ocupa lenguaje usando el simbolismo de la destrucción de cuerpos celestiales para describir el destino del mundo en el final (2 Pedro 3:10), pero también corresponde al fin y destrucción de las naciones de la tierra. en este caso, el fin de la nación judía como un pueblo bajo la protección especial de Dios.

La venida del Hijo del Hombre se refiere tanto a la segunda venida al fin del mundo como a cualquier juicio que Dios hace sobre cualquier nación a través de la historia; en este caso la nación de Israel en 70 d. de C. También encaja con el contexto de este pasaje. Los judíos que lo rechazaron ahora lo verán venir en juicio sobre su nación, una terrible catástrofe que espantaría al mundo pero libraría a los cristianos y el evangelio de la persecución judía.

Observe que la palabra griega traducida "ángel" también se puede traducir "mensajero". Este versículo puede ser visto como una profecía con respecto a la dispersión del evangelio por el mundo después de la caída de Jerusalén. El versículo 14 decía que esto necesitaba ocurrir antes del retorno de Cristo y ahora que se han sacado las limitaciones ideológicas y culturales del judaísmo, el cristianismo podría florecer aún más.

Vs. 32-35 – Jesús les advierte que pongan atención a las señales que Él les ha dado porque estas cosas pasarán dentro de su generación, ¡promete con Su palabra que ocurrirán!

Vista telescópica a la Segunda Venida – vs. 36-44

Jesús acaba de explicar las señales que anticiparán la destrucción de Jerusalén:

  1. La predicación del Evangelio a toda nación (Romanos 10:18)
  2. La multiplicación de Cristos falsos (historiador Josefo)
  3. La abominación del templo (Lucas 21:20)
  4. La gran tribulación (historiador Josefo)

En los versículos 36-44 Él hace un contraste entre este evento y la segunda venida al final del mundo.

Vs. 36 – Nadie sabe el momento, ni Jesús lo sabe mientras está con Sus discípulos. Esto se refiere a Su segunda venida, no a la destrucción de Jerusalén en 70 d. de C.

Vs. 37-39 – No habrá señales cataclísmicas y todo parecerá normal. Normal en el sentido de que los creyentes estarán preparándose para la segunda venida y el fin del mundo, y el resto del mundo estará haciendo la vista gorda hasta que sea demasiado tarde (justo como en los tiempos de Noé).

Vs. 40-41 – Algunos piensan que este versículo significa que antes de que Jesús vuelva algunos serán arrebatados y desaparecerán para estar con Dios en el cielo. Esto es parte de la vista pre milenaria del arrebatamiento y el reinado de 1.000 años. Sin embargo, de acuerdo con el contexto, Jesús está hablando de preparación y dice que cuando Él vuelva será de repente, uno se salvará y otro no - no habrá tiempo para arrepentirse y cambiar. Tal como Noé, cuando llegó la lluvia entraron al arca y desaparecieron, los demás murieron en el diluvio. Cuando Jesús vuelve, los fieles serán llevados a estar con Él y los incrédulos serán sacados inmediatamente de Su presencia.

Vs. 42-44 – Puesto que así será el final debemos siempre estar listos y no caer en pecado pensando que tenemos suficiente tiempo para arrepentirnos. Los cristianos necesitan estar siempre preparados para Su retorno porque nadie sabe cuando será.

Exhortaciones a mantener la vigilancia – Mateo 24:45-25:30

Después de responder a la pregunta sobre el juicio de Jerusalén y Su retorno, Jesús les advierte de estar alertos y lo hace con tres parábolas:

  1. Parábola del siervo infiel (vs. 45-51) - La lección aquí es no presumir que tenemos el lujo de pecar porque el final está lejos, puede llegar en cualquier momento y el juicio es seguro para los infieles.
  2. Parábola de las 10 vírgenes (25:1-13) - Aquí Jesús les advierte contra la necedad de no estar listo. En esta parábola no es que hay una maldad evidente, sino el problema es negligencia. Descuidar a Cristo también traerá destrucción al final.
  3. Parábola de los talentos (vs. 14-30) - Aquí la advertencia es para quienes se encuentran en el Reino de Dios (la iglesia), pero no ensanchan las fronteras ni sirven con fervor al rey. Este siervo no fue sorprendido desprevenido, simplemente asumió que su preparación era suficiente cuando no lo era.

Las tres parábolas tienen el elemento de preparación, juicio y castigo para quienes descuidan de las preparaciones para el retorno del Señor.

Escena del juicio – 25:31-46

El punto culminante del discurso es la escena del juicio cuando se acaba el mundo. Los justos han obedecido los mandamientos de amar a Dios (referirse a Él como Señor) y amar a su prójimo. Esta era la manera de prepararse. Los condenados están bajo el mismo juicio y son condenados porque no han amado a su prójimo.

El castigo y el galardón son eternos. El tema general es: Esté Preparado.