Mike comienza con una revisión crítica de los cuatro evangelios para prepararse para un estudio enfocado del Libro de Lucas.
34 min

Cada autor de los evangelios tuvo un público y un propósito en mente al producir su registro de la vida y ministerio de Jesús que naturalmente influenciaron la manera en que presentaron la materia en cada uno de sus libros. Por ejemplo:

  • Mateo: Mateo escribió su libro pensando principalmente en los judíos. Su información está bien organizada con una serie de descripciones narrativas de los movimientos y el ministerio de Jesús junto con un registro de los varios discursos que dio tanto a diferentes individuos como a grupos. El evangelio de Mateo es un intento Apolosgético (una defensa) de probar que, de acuerdo con la Escritura, Jesús era el Mesías descrito en el Antiguo Testamento. Esto explica por qué apoya las acciones, las enseñanzas, y los milagros de Jesús con textos y profecías sobre lo que el Mesías diría y haría. Mateo, entonces, construye su testimonio usando la historia y costumbre (genealogía, etc.) judía y presenta sus argumentos basados en el cumplimiento de las profecías respecto al Mesías judío.
  • Marcos: El evangelio de Marcos es el más corto y uno de los primeros libros inspirados producido (64-67 d.C.) en el Nuevo Testamento (Mateo, 60-65 d.C.). El propósito de Marcos era presentar a Jesús como el divino Hijo de Dios basado en Sus obras. No pasa mucho tiempo explicando el trasfondo o con especulaciones teológicas, pero va directo al grano en el primer versículo al presentar a Jesús como el Hijo de Dios y entonces describe sus muchos milagros para comprobar esta afirmación. Este método de presentación corto y directo era atractivo para la mentalidad romana y así el evangelio de Marcos era fácil de entender para los gentiles sin las genealogías judías y referencias a los profetas del Antiguo Testamento que el gentil no entendería al leer el libro. Aunque el evangelio de Marcos es el más corto, también es el registro más copiado (Lucas usa 350 versículos tomados de Marcos) y describe la mayor cantidad de milagros (18 de unos 35 posibles) en un intento de presentar concreta y concisamente a Jesús como el Hijo de Dios.
  • Juan: El evangelio de Juan fue escrito cuando ya la diferencia entre judío y gentil había casi desaparecido (después de la destrucción del templo en Jerusalén por los romanos en el año 70 d.C.). Él está escribiendo desde Asia Menor (Turquía) donde falsas doctrinas como el gnosticismo están desafiando las afirmaciones del cristianismo así que su propósito es demostrar que Jesús era completamente humano y completamente divino a la vez. Esto era para contrarrestar la enseñanza gnóstica que decía que Jesús no era ni completamente humano ni completamente divino, sino que era a veces humano y a veces divino. Por ejemplo, decían que el elemento divino de Su ser descendió sobre Él en Su bautismo y que lo dejó en la crucifixión. Entonces, el propósito de Juan es mostrar a Jesús como el completamente divino Hijo de Dios y que la salvación es por medio de Él solo. Esto lo hace al presentar una serie de eventos donde Jesús está demostrando Su divina gloria mediante enseñanzas inspiradas o milagros poderosos, y entonces describiendo la reacción de creencia o incredulidad por quienes fueron testigos de tales cosas.
  • Lucas: Tanto Mateo como Juan fueron Apóstoles elegidos quienes presenciaron el bautismo, el ministerio, la muerte, la resurrección y la ascensión al cielo de Jesús y sus documentos reflejan esto. Marcos era colega de Pablo y Bernabé en el primer viaje misionero, pero volvió a casa antes de terminar el viaje. Entonces fue discipulado por Bernabé, su primo, después de que Pablo le negó que lo acompañara en el próximo viaje misionero. Eventualmente cayó en gracia con Pablo de nuevo (veremos esto cuando estudiamos juntos el libro de Hechos), y eventualmente terminó sirviendo a Pedro como su secretario, así que su evangelio contiene lo que escribió y organizó en cuanto al testimonio y experiencia de Pedro como Apóstol de Jesús. De la misma manera, Lucas no fue Apóstol, pero adquirió su conocimiento del evangelio y los detalles de la vida de Jesús y Sus enseñanzas por su asociación con los Apóstoles, Pablo, Pedro y otros líderes de la iglesia primitiva.

Lucas – Historia

En la descripción de un evento que ocurrió en Antioquía (Hechos 11:27-30), Lucas usa lenguaje que sugiere que él mismo estuvo presente y está describiendo una escena que él vio personalmente. Esto significa que probablemente él era un gentil convertido a Cristo por los cristianos quienes salieron de Jerusalén en la persecución por los judíos e iban predicando el evangelio por Judea y las regiones del norte. Durante este tiempo, se estableció una iglesia en Antioquía donde vivía Lucas (Hechos 11:19). Se refiere a él como un doctor y gentil (Colosenses 4:10-14) y pudo haber recibido su entrenamiento médico en Antioquía ya que había un colegio médico famoso ubicado en esa ciudad en ese entonces. Esto significa que un cuarto del Nuevo Testamento fue escrito por un gentil convertido al cristianismo.

Lucas y Pablo

Lucas, por lo tanto, era un converso gentil quien fue miembro de la primera congregación mixta (judío y gentil). Fue convertido antes de que Pablo fuera reclutado por Bernabé para ir a enseñar en esa ciudad en el año 43 d.C. (Hechos 11:25). Esto significa que conoció a Pablo y recibió enseñanza de él por un año entero mientras el Apóstol vivía en Antioquía, y estuvo presente cuando Pablo y Bernabé fueron elegidos y mandados a su primer viaje misionero (Hechos 13:1-3).

El Ministerio de Lucas

La primera vista que tenemos del ministerio de Lucas con Pablo ocurre en Hechos 16:10 donde se encuentra con Pablo en Troas y el Apóstol recibe la visión de ir a predicar en Macedonia estando en su segundo viaje misionero (49 d.C.). En este pasaje no se menciona el nombre de Lucas, pero como es el autor, se presume su presencia porque está describiendo eventos gramaticalmente en primera persona plural (nosotros). Lucas también está presente y sirviendo a Pablo durante su primer encarcelamiento en Cesaréa después del tercer viaje misionero (53 d.C.). Es en este momento mientras visitaba el templo que el Apóstol se encuentra en medio de un disturbio cívico y es arrestado (Hechos 24:23). Después de varios años de detención, Lucas acompaña a Pablo en su viaje peligroso hacia Roma y su juicio ante César en el año 62 d.C. (Hechos 27:1). Nos enteramos que Lucas se queda con Pablo durante su primer encarcelamiento en Roma (Hechos 28:30-31). Pablo menciona a Lucas una última vez en 2 Timoteo durante su segundo encarcelamiento en Roma mientras esperaba su ejecución (66-67 d.C.). Lucas es el único obrero ministrando a las necesidades del Pablo en la cárcel.

El Evangelio de Lucas

Lucas tenía muchos recursos de primera mano de los cuales se apoyó para escribir su evangelio. Como uno de los primeros miembros de la iglesia en Antioquía, fue sumergido en las prédicas del primer siglo de los Apóstoles y sus discípulos (Bernabé, Hechos 11:22). También fue enseñado por Pablo por un año y lo acompañó en varios viajes misioneros escuchando sus prédicas y enseñanzas y presenciando sus milagros. Además, tuvo varios años interactuando con Pablo mientras el Apóstol estaba escribiendo sus muchas epístolas. También era colega de Juan Marcos (el autor del evangelio). En Filemón 1:24 y 2 Timoteo 4:10 notamos que ambos hombres ministraron a Pablo en su encarcelamiento y estaban presentes en su ejecución. Este trasfondo lo prepara para escribir (guiado por el Espíritu Santo) un evangelio no basado en su propio testimonio de la vida, muerte y sepultura de Jesús, sino basado en los testimonios de testigos oculares de sus contemporáneos entre los Apóstoles (Pedro y Pablo) como también los discípulos de los Apóstoles (Marcos) y miembros de la iglesia primitiva en Jerusalén (Bernabé). Lucas afirma en los primeros versículos que su evangelio es una recopilación de varias fuentes de información sobre Jesús que cuidadosamente expondrá para explicar y revelar la verdad del evangelio en cuanto a Jesucristo.

Fecha

La mayoría de los eruditos concuerdan que cuando el códice (libro) del Nuevo Testamento fue producido, tenía los cuatro evangelios en el orden que habían sido escritos: Mateo (60-64 d.C.), Marcos (64-68 d. C.), Lucas (66-68 d. C.), y Juan (80 d. C.).

Tema

Una historia ordenada. Mientras los otros evangelios tienen metas teológicas (Mateo: Jesús es el Mesías, Marcos: Jesús es el Hijo divino de Dios, Juan: Jesús es ambos Dios y hombre), el tema principal de Lucas no es mostrar que Jesús es Dios, sino que el Hijo de Dios vivió entre los hombres en un marco histórico. Mientras que Mateo hace un gran esfuerzo para apoyar su premisa que Jesús era el Mesías que esperaban lo judíos, proveyendo muchos textos como pruebas de los profetas del Antiguo Testamento, Lucas provee todo tipo de marcadores históricos (nombres de gobernadores, eventos históricos, interacciones íntimas con los discípulos y amigos) para situar la presencia de Jesús no solamente dentro de la historia humana, pero en el cuadro humano también. Lucas presenta una narrativa bien estructurada del nacimiento, la vida, la muerte, la resurrección y ascensión extraordinaria dentro del muy ordinario escenario de la vida judía en el primer siglo en los alrededores de Jerusalén y la región de Galilea.

Bosquejo

R. C. H. Lenski, en su comentario, provee el bosquejo más simple que concuerda con la división de la materia que Lucas mismo hizo (St. Luke's Gospel - R.C.H. Lenski)

  • El Principio – 1:1-3:38
  • Jesús en Galilea – 4:1-9:50
  • Jesús Mira Hacia Jerusalén – 9:51-18:30
  • Jesús Entra a Jerusalén – 18:31-21:38
  • El Cumplimiento – 22:1-24:53

En Resumen

Lucas escribe un informe paso a paso de la vida de Jesús que expone las señales y los eventos que precedieron Su nacimiento. Este recuento lo sigue con un reporte preciso e histórico de Su ministerio antecediendo Su muerte, resurrección, y varios testimonios de Sus apariciones después de Su resurrección, finalizando con una descripción de Su ascensión al cielo y un breve epílogo sobre las acciones de los Apóstoles después. Todo esto en un estilo simple y directo que ayuda al lector imaginar al divino Hijo de Dios realmente viviendo entre hombres comunes en un tiempo determinado de la historia humana.

Método

Lucas es el evangelio más largo después de Mateo (28 capítulos) con 24 capítulos. Para mantener un estudio razonable no puedo examinar cada evento y enseñanza del ministerio de Jesús expuesto en el libro de Lucas. Lo que intentaré hacer entonces es abordar todo lo que Lucas incluye en su evangelio, poniendo atención especial a aquellas cosas que se encuentran solamente en Lucas y no en los otros evangelios. De esta manera atravesaremos el libro de Lucas por cada sección con un comentario breve acerca de cada pasaje, pero enfocando nuestro estudio en las cosas que solamente Lucas comenta o lo que haya tomado de un escritor de uno de los otros evangelios.

Espero que con este método podremos cubrir el libro entero con un énfasis especial en la contribución única de Lucas, todo en los 13 capítulos que componen la primera parte de este libro de estudio. Para mejor aprovechar este estudio, entonces, recomiendo que cumples con la tarea de lectura provisto a continuación antes de empezar el siguiente capítulo.

Tarea de lectura: Lucas 1:1-3:38

Preguntas de discusión

  1. Si usted escribiera un evangelio hoy día, ¿a cuál público en particular lo dirigirías? ¿Por qué? 
  2. De lo que has aprendido hasta ahora, ¿qué tipo de hombre era Lucas? Describe sus cualidades personales y de carácter.
  3. ¿Qué tipo de persona hoy día sería más receptivo al:
    • Evangelio de Mateo?
    • Evangelio de Marcos?
    • Evangelio de Lucas?
    • Evangelio de Juan?