El principio

Sun. July 9
Esta lección revisa la sección en Lucas que proporciona información sobre Juan el Bautista, los primeros años de vida de Jesús y el comienzo de su ministerio en Galilea.
38 min
Reloj:
Descargar
Idiomas

En el capítulo anterior di el bosquejo que usaremos para estudiar el evangelio de Lucas.

  • El Principio – 1:1-3:38
  • Jesús en Galilea – 4:1-9:50
  • Jesús Mira Hacia Jerusalén – 9:51-18:30
  • Jesús Entra a Jerusalén – 18:31-21:38
  • El Cumplimiento – 22:1-24:53

Introducción

El evangelio de Lucas es único en el sentido que originalmente fue escrito para un público de uno, un hombre llamado Teófilo.

1Por cuanto muchos han tratado de compilar una historia de las cosas que entre nosotros son muy ciertas, 2tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros de la palabra, 3también a mí me ha parecido conveniente, después de haberlo investigado todo con diligencia desde el principio, escribírtelas ordenadamente, excelentísimo Teófilo, 4para que sepas la verdad precisa acerca de las cosas que te han sido enseñadas.
- Lucas 1:1-4

Lucas empieza explicando por qué, cómo y a quién ha escrito este evangelio.

¿Por qué?

Muchos otros se han propuesto hacer lo mismo (narrar la vida, muerte y resurrección de Jesús.) Algunos eran Apóstoles (Mateo y Juan) mientras que otros estaban simplemente escribiendo y comentando sobre los tiempos. Lucas emprende una misión similar.

¿Cómo?

Él no es un testigo ocular como lo son los Apóstoles, pero ha tenido acceso a las escrituras de los testigos oculares, y ha sido colega de un Apóstol, (Pablo) y de uno quien fue discípulo de Pedro (Marcos). Lucas es un hombre educado y su entrenamiento le ha enseñado cómo investigar, organizar y seleccionar el material que usará en su evangelio de una manera clara y concisa. Él no lo dice, pero al pasar el tiempo la iglesia primitiva reconoce sus escritos como guiados por el Espíritu Santo y así fueron agregados al canon (el cuerpo de escrituras inspiradas aceptadas) del Nuevo Testamento.

¿Quién?

Se menciona a Teófilo solamente aquí y en el otro libro escrito por Lucas, Hechos. Él era un gentil de alto mando o muy rico ya que se dirige a él con el título "Excelentísimo". La intención de Lucas es proveer información afirmando lo que este hombre ya conoce acerca del cristianismo. Muchos piensan que Teófilo se convirtió porque Lucas se dirige a él en el libro de los Hechos solo por nombre, sin título, algo que no habría sido apropiado si no se hubiese hecho cristiano.

El Nacimiento de Juan el Bautista – 1:5-80

Lucas, como ha afirmado en su introducción, empieza su narrativa con Juan el Bautista quien representa tanto la encarnación y el puente de todo lo que antecedía el nacimiento de Cristo:

  • Vivió bajo la Ley/Antiguo Testamento.
  • Se parecía a Elías, uno de los grandes profetas del Antiguo Testamento (Marcos 9:13 - de acuerdo con Jesús).
  • Él mismo era un profeta (Mateo 11:9).
  • Su vida y su ministerio era el cumplimiento de una profecía del Antiguo Testamento en cuanto a la venida del Mesías.
Una voz clama: Preparad en el desierto camino al Señor; allanad en la soledad calzada para nuestro Dios.
- Isaías 40:3
19Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron sacerdotes y levitas de Jerusalén a preguntarle: ¿Quién eres tú? 20Y él confesó y no negó; confesó: Yo no soy el Cristo. 21Y le preguntaron: ¿Entonces, qué? ¿Eres Elías? Y él dijo*: No soy. ¿Eres el profeta? Y respondió: No. 22Entonces le dijeron: ¿Quién eres?, para que podamos dar respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? 23Él dijo: Yo soy la voz del que clama en el desierto: «Enderezad el camino del Señor», como dijo el profeta Isaías.
- Juan 1:19-23

Es lógico, entonces, que Lucas empiece su narrativa con Juan quien representa todo lo que vino antes y quien fue elegido por Dios para presentar a Cristo al mundo.

5Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, cierto sacerdote llamado Zacarías, del grupo de Abías, que tenía por mujer una de las hijas de Aarón que se llamaba Elisabet. 6Ambos eran justos delante de Dios, y se conducían intachablemente en todos los mandamientos y preceptos del Señor. 7No tenían hijos, porque Elisabet era estéril, y ambos eran de edad avanzada.
- Lucas 1:5-7

Un aspecto de la escritura de Lucas es su precisión histórica. No quiere que su informe se malinterprete como una fábula o cuento místico. Toma precauciones para situar a los protagonistas en veracidad histórica y un apropiado contexto cultural. Por ejemplo, los "días de Herodes, rey de Judea" se refiere a un período exacto en la historia. Zacarías es alguien que puede ser rastreado a una tribu judía, un tiempo y un lugar específico. Su rol y función como sacerdote es acertadamente descrita de acuerdo con la ley y las costumbres de esa época. El hecho de que son ancianos y sin hijos prepara la escena para la entrada milagrosa de Dios en sus vidas.

En los versículos 8-80 se describe el nacimiento de Juan el Bautista, de nuevo muy ordenadamente y detallado:

Versículos 8-25: Zacarías, el padre de Juan, es visitado por un ángel quien anuncia que junto con su señora ya anciana tendrá un hijo quien preparará al pueblo para la venida del Mesías. Al dudar, Zacarías queda mudo como una señal de que el ángel le había aparecido al anciano sacerdote. Un poco después de su servicio en el templo, vuelve a casa y Elisabet, su esposa, da a conocer su embarazo.

Versículos 26-56: Aquí Lucas cambia el enfoque a María y el anuncio que recibe del mismo ángel, Gabriel, que ella también está embarazada (con Jesús). Sin embargo, su condición es realmente milagrosa ya que la concepción se produce en ella directamente por Dios sin interacción humana. Entonces Lucas describe su viaje a la casa de su prima Elisabet para ayudarla con su embarazo. La descripción detallada de las interacciones de María con el ángel y con su prima Elisabet sugiere que su fuente era María misma. Ella seguía viva después de la muerte y ascensión de Jesús al cielo. Incluso Lucas menciona la presencia de María en el aposento alto con los Apóstoles y otros discípulos en los días antes de Pentecostés (Hechos 1:13). Y así, en pocos versículos, Lucas nos presenta el tiempo, los protagonistas y la presencia de Dios en el período previo a los nacimientos de Juan y Jesús.

Versículos 57-80: Lucas provee información detallada en cuanto al nacimiento de Juan. Elisabet da a luz naturalmente en la hora designada. La costumbre dictaba que circuncidaran y nombraran al niño al octavo día después de su nacimiento. Lucas menciona la circuncisión (nada especial ya que circuncidaban a todo varón judío) porque en esa ocasión pasaron otras dos cosas inusuales:

1. Se le pone el nombre Juan

59Y al octavo día vinieron para circuncidar al niño, y lo iban a llamar Zacarías según el nombre de su padre.60Pero la madre respondió, y dijo: No, sino que se llamará Juan. 61Y le dijeron: No hay nadie en tu familia que tenga ese nombre. 62Entonces preguntaban por señas al padre, cómo lo quería llamar. 63Y él pidió una tablilla y escribió lo siguiente: Su nombre es Juan. Y todos se maravillaron. 64Al instante le fue abierta su boca y suelta su lengua, y comenzó a hablar dando alabanza a Dios. 65Y vino temor sobre todos los que vivían a su alrededor; y todas estas cosas se comentaban en toda la región montañosa de Judea. 66Y todos los que las oían las guardaban en su corazón, diciendo: ¿Qué, pues, llegará a ser este niño? Porque la mano del Señor ciertamente estaba con él.
- Lucas 1:59-66

La costumbre era dar al hijo el mismo nombre que el padre. En este caso el ángel le había mandado a Zacarías a nombrarlo Juan (que en hebreo significa "el Señor ha sido misericordioso"), y de alguna manera se lo hizo saber a Elisabet. Entre reclamos de familiares y amigos ella insiste en llamarlo Juan. Como el padre era quien nombraba el niño (y Elisabet hablaba por él ya que el ángel lo había enmudecido) la familia apela a él, pensando que ese nombre era idea de ella. Él confirma que el nombre debe ser Juan e inmediatamente recibe la habilidad de hablar.

2. Zacarías Profetiza

Después de muchos meses de emociones acumuladas, Zacarías irrumpe en un salmo de adoración y profecía por Dios y el ministerio que Él ha dado a este niño para el futuro.

76Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo; porque irás delante del Señor para preparar sus caminos; 77para dar a su pueblo el conocimiento de la salvación por el perdón de sus pecados,
- Lucas 1:76-77

Lucas relata que las personas tuvieron temor (versículo 65) al ver la mano de Dios obrando tan poderosa y claramente entre ellos. Había sido 400 años desde que un profeta estuvo entre el pueblo judío así que esto es una experiencia completamente nueva y aterrador. Lucas cierra esta sección al resumir el crecimiento y desarrollo de Juan en pocas palabras, diciendo que era fuerte en el Espíritu y vivía en el desierto esperando su llamado al ministerio.

El Nacimiento de Jesús – 2:1-52

Marcos y Juan no dan ninguna información sobre el nacimiento de Jesús. Mateo detalla como María concibió y describe la reacción inicial de José y la consecuente aceptación de la situación después de que vio en un sueño que el niño que llevaba era de Dios y él debía tomarla como su esposa. Lucas provee información adicional que claramente fija el período histórico para el nacimiento de Jesús (César Augusto era el Emperador de Roma, Cirenio era el gobernador de Siria). El Emperador declare un censo, algo nuevo en esos tiempos que debiera repetirse cada 14 años por dos siglos (Lenski, p.116)

Lucas provee esta información para explicar por qué Jesús nació en Belén en vez de Nazaret donde vivían sus padres. Más tarde este hecho llegó a ser un problema cuando los líderes judíos lo rechazaron porque asumieron que nació en Nazaret, el hogar de sus padres, y no en Belén de donde los profetas habían señalado que vendría el Mesías (Juan 7:50-52).

El nacimiento de Jesús, como el de Juan, fue acompañado de fenómenos supernaturales y ritos religiosos.

  1. Juan nació de padres ancianos y un ángel le apareció a su padre. Mateo menciona la estrella que guía los magos para el nacimiento de Jesús. Lucas describe la apariencia del ángel guiando los pastores a Jesús y la multitud de ejércitos celestiales cantando alabanzas.
  2. Juan fue circuncidado y nombrado seguido por la profecía de su padre cuando le volvió la voz. Jesús también fue circuncidado en el templo (Belén queda a cuatro millas de Jerusalén) al octavo día. Lucas añade dos profecías dichos en el momento sobre Jesús: primero por Simeón y entonces por Ana sobre el futuro ministerio de Jesús. Mientras que Zacarías claramente menciona Juan como quien irá delante del Mesías, preparando Su camino; los dos profetas en el caso de Jesús lo declaran (un bebé de ocho días) ser el Mesías enviado por Dios para salvar al pueblo.
26Y por el Espíritu Santo se le había revelado que no vería la muerte sin antes ver al Cristo del Señor. 27Movido por el Espíritu fue al templo. Y cuando los padres del niño Jesús le trajeron para cumplir por Él el rito de la ley, 28él tomó al Niño en sus brazos, y bendijo a Dios y dijo: 29Ahora, Señor, permite que tu siervo se vaya en paz, conforme a tu palabra; 30porque han visto mis ojos tu salvación 31la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; 32luz de revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel. […] 38Y llegando ella en ese preciso momento, daba gracias a Dios, y hablaba de Él a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
- Lucas 2:26-32;38

Lucas omite la información que comparte Mateo sobre el tiempo que la familia pasó en Egipto y adelanta la película unos doce años para describir el único evento grabado de la juventud de Jesús, Su visita al tempo a los 12 años (versículos 41-52). Esto era un viaje anual que demostraba la piedad y fidelidad de la familia al tomar este viaje de 130 millas ida y vuelta caminando a pie cada año para el festival de la Pascua. Lucas explica que en el camino de vuelta a Nazaret Jesús se extravía. Pasan tres días buscándolo y finalmente lo encuentran en el templo con maestros que se asombran de Su entendimiento preguntas con respecto a la Ley. Lucas nos da esta historia del joven Jesús (tres días perdido y entonces encontrado) como una previa de Su ministerio público (enseñando y predicando) y de Su meta máxima (la muerte, tres días sepultado, la resurrección).

Empieza el Ministerio de Juan – 3:1-20

1En el año decimoquinto del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de la región de Iturea y Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia, 2durante el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
- Lucas 3:1-2

De nuevo, Lucas nos da un tiempo exacto en la historia para las cosas que relatará en cuanto al ministerio de Juan. Juan se mantiene fiel a su llamamiento dando eco a la profecía de Zacarías con relación a la tarea de preparar el camino para Él que vendría (Lucas 1:76-77).

4como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías: Voz del que clama en el desierto: «Preparad el camino del Señor, haced derechas sus sendas. […] 6y toda carne verá la salvación de Dios».
- Lucas 3:4,6

Lucas proporciona un buen resumen del ministerio de Juan que incluye la mayoría de lo que Mateo, Marcos y Juan han grabado, pero omite los detalles de su eventual ejecución por la mano de Herodes (solo Mateo describe este evento).

Sus prédicas anunciaban que se acercaba el momento del Mesías y que pueblo debiese prepararse con la purificación mediante el arrepentimiento y el bautismo. La idea de purificarse en preparación para presentarse ante Dios era común entre los judíos. Los sacerdotes se purificaban antes de ministrar en el templo (Levítico 8:1-6) e individuos lo hacían constantemente si habían quedado inmundos (i.e. por tocar un cuerpo muerto, Números 19:11). Las prédicas de Juan eran poderosas porque condenaban a la nación entera, y llamó a todos, ricos y pobres, a prepararse.

7Por eso, decía a las multitudes que acudían para que él las bautizara: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá? 8Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; y no comencéis a deciros a vosotros mismos: «Tenemos a Abraham por padre», porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham de estas piedras. 9Y también el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.
- Lucas 3:7-9

Lucas da cuenta no solo de los temas importantes de las prédicas de Juan (la venida del Mesías, todos deben prepararse, Él bautizará con el Espíritu), sino también da los detalles de las prédicas de Juan a individuos:

10Y las multitudes le preguntaban, diciendo: ¿Qué, pues, haremos?11Respondiendo él, les decía: El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo. 12Vinieron también unos recaudadores de impuestos para ser bautizados, y le dijeron: Maestro, ¿qué haremos? 13Entonces él les respondió: No exijáis más de lo que se os ha ordenado. 14También algunos soldados le preguntaban, diciendo: Y nosotros, ¿qué haremos? Y él les dijo: A nadie extorsionéis, ni a nadie acuséis falsamente, y contentaos con vuestro salario.
- Lucas 3:10-14

Lucas también describe la emoción del pueblo y su curiosidad al preguntar si Juan mismo era el Mesías. Esto le dio otra oportunidad de describir y contrastar sus obras. Juan estaba para preparar el camino. Por otro lado, el Mesías bendeciría (bautizar con el Espíritu) y traerá juicio a la nación entera.

16Juan respondió, diciendo a todos: Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más poderoso que yo; a quien no soy digno de desatar la correa de sus sandalias; Él os bautizará con el Espíritu Santo y fuego. 17El bieldo está en su mano para limpiar completamente su era y recoger el trigo en su granero; pero quemará la paja en fuego inextinguible.
- Lucas 3:16-17

Lucas cierra su comentario del ministerio de Juan al brevemente mencionar que Herodes (porque Juan había reprochado al rey por sus muchos pecados, incluyendo el haber robado la esposa de su hermano) lo encarceló. Solo escuchamos de Juan después (Lucas 7:18) cuando, desde la prisión, manda algunos de sus discípulos a interrogar a Jesús. Juan creía que cuando llegaba el Mesías, llegaba también el juicio. Al ver crecer el ministerio de Jesús sin el juicio de la nación que debía acompañar al Mesías, mandó algunos de sus propios discípulos a preguntar si realmente Jesús era el Mesías. Sabemos que el juicio a la nación eventualmente se hizo realidad, pero solo varios años después de la muerte de Juan cuando el ejército romano destruye la ciudad de Jerusalén, su templo majestuoso y mató la mayoría de los habitantes (70 d. C.). Había correctamente predicho el juicio venidero, pero se equivocó en cuanto al momento de este evento.

Después de terminar con la información sobre el ministerio de Juan, Lucas nos devuelve a otra escena para introducir una nueva sección de su narrativa, el ministerio de Jesús.

Empieza el Ministerio de Jesús – 3:21-38

21Y aconteció que cuando todo el pueblo era bautizado, Jesús también fue bautizado: y mientras Él oraba, el cielo se abrió, 22y el Espíritu Santo descendió sobre Él en forma corporal, como una paloma, y vino una voz del cielo, que decía: Tú eres mi Hijo amado, en ti me he complacido.
- Lucas 3:21-22

Lucas da una breve descripción de este evento y lleva nuestra atención al hecho de que Jesús:

  1. Es el divino Hijo de Dios.
  2. Su ministerio agrada a y proviene de Dios.
  3. Es Aquel de quien habló Juan.

Como lo ha hecho para el Bautista, Lucas ahora establece la genealogía de Jesús, pero de una manera más completa rastrándolo hasta Adán y no solo una generación como lo hizo con Juan. También fija la edad de Jesús alrededor de los 30 años, lo cual es su manera de darnos otro marcador histórico por la cual miramos su evangelio.

Lecciones

Esta primera sección del evangelio de Lucas no contiene enseñanzas específicas de Juan o Jesús para quienes leerían este informe. Sin embargo, hay lecciones que podemos tomar de esta información preliminar:

El Cristianismo está Basado en Historia

A diferencia de la mayoría de las religiones orientales (i.e. el hinduismo, el budismo) y nativas o primitivas (i.e. el espiritismo, el vudú) el cristianismo tiene un comienzo fijo dentro de la historia de la humanidad y está lleno de personas (en pro y en contra de) que pueden ser rastreadas a través de la historia. Esto lo hace vulnerable al ataque porque los tiempos, las personas y enseñanzas llegan a ser blancos fáciles de estudiar, analizar y criticar. Sin embargo, la ventaja es que podemos más fácilmente estudiar, aprender y creer la información de personas y hechos históricos que han sido permanentemente establecidas.

El Informe de Lucas es Claro y Exacto

En cuanto a enseñanzas, Lucas y Hechos son grandes textos educacionales. Hay poca especulación teológica o examinación de ideas filosóficas. Además, Lucas no emplea imágenes teológicas como lo hace Juan, o la historia y práctica religiosa de los judíos como lo hace Mateo. Lucas se interesa en contar primeramente la historia de Jesús y luego la historia del establecimiento y desarrollo de Su iglesia después de Su ascensión.

El método de Lucas nos provee con dos lecciones básicas:

  1. Al compartir nuestra fe, debemos empezar con contar nuestra propia historia en términos simples y objetivos (i.e. hice esto, fui allí, me bauticé acá…)
  2. Al enseñar a otro debemos empezar con compartir la simple historia del evangelio (como lo hace Lucas) y no debatir puntos complicados de doctrina.
Tarea de lectura: Lucas 4:1-6:16

Preguntas de discusión

  1. ¿Cómo defenderías la inspiración del evangelio de Lucas ya que no era un Apóstol elegido?
  2. En tu opinión, ¿por qué fue necesario tener a una persona y un ministerio como el de Juan el Bautista?
  3. En 50 palabras o menos, escribe un resumen de una prédica típica que Juan el Bautista daría a personas en la sociedad de hoy día.