Esta lección se centrará en las diversas Escrituras que definen las particularidades del complejo carácter de Dios y demuestran la presencia única del Espíritu Santo en la Divinidad.
Idiomas

En el capítulo anterior, señalábamos lo siguiente:

  1. Toda la información que tenemos acerca del Espíritu Santo está contenida en la Biblia – 2 Pedro 1:21; Judas 3. Nuestro estudio, por lo tanto, se fundamentará exclusivamente en lo que dice la Biblia respecto del Espíritu Santo y no en la experiencia personal o las historias que otras personas hayan afirmado.
  2. También examinamos la historia del término Trinidad y como, aunque esta palabra no aparece en la Biblia, describe el concepto bíblico del Dios trino.
  3. Introdujimos la idea de "revelación progresiva", que simplemente refiere al método gradual que Dios ha usado para revelar información sobre Sí mismo y sobre Su voluntad para con para la humanidad.
  4. Un ejemplo de esta revelación progresiva ha sido la revelación gradual de la naturaleza dinámica de la deidad de Dios que consta de tres seres distintos unidos en una sola Divinidad.

En esta segunda lección continuaremos desarrollando la idea de la Trinidad y observaremos cómo Dios, a través de la revelación progresiva, aclara nuestra comprensión de Su verdadera naturaleza divina.

Naturaleza Trina de Dios en el Nuevo Testamento

Fue mencionado que el Antiguo Testamento giraba en torno a la unidad de Dios y Su supremacía y unicidad, principalmente para separar al Dios de los judíos de la miríada de dioses de los gentiles, quienes adoraban a muchos dioses simultáneamente. Algunos investigadores estiman que hay más de 234 deidades registradas en los antiguos textos ugaríticos (tablas religiosas cananeas). Véase Dioses y diosas de Canaán, según Ira Spar.

Esta es una de las razones por las que los líderes y profetas de los judíos enfatizaron la singularidad y supremacía de Dios (Jehová) y que Él no solo era un dios (#235) sino que era el único Dios. En otras palabras, los 234 dioses no eran, en realidad, deidades porque no tenían los atributos del Dios de los judíos atestiguados no solo por los milagros que realizó entre ellos desde Abraham, sino especialmente por los milagros que llevó a cabo al liberarlos de la esclavitud egipcia (presenciado por las naciones vecinas), así como por los muchos milagros realizados mientras vagaban por el desierto durante cuarenta años.

Las tribus paganas en la tierra de Canaán y más tarde las naciones gentiles que rodeaban a los israelitas mantuvieron sin embargo deidades paganas a las que continuaban adorando y el enfoque central de la religión judía fue entonces que había un solo Dios verdadero, que solo ellos eran Sus adoradores y que solo el templo en Jerusalén contenía Su presencia en la tierra, lugar donde Él podía ser adorado de forma apropiada.

En este punto es donde la revelación del Dios verdadero incidió. Hasta que llegó Jesús y con Su aparición se reveló nueva información acerca de la naturaleza de Dios que no se conocía antes (implícitamente profetizado, pero no claramente revelado en el Antiguo Testamento (Isaías 7:14).

Contamos con diversos pasajes que muestran o enseñan que la naturaleza o el ser de Dios contiene el elemento dinámico de la pluralidad:

16Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y he aquí, los cielos se abrieron, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre Él. 17Y he aquí, se oyó una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido.
- Mateo 3:16-17

Esta es la descripción de Mateo acerca del bautismo de Jesús por Juan el Bautista. Nótese que Mateo registra la asombrosa y reveladora escena donde los tres seres dentro de la Deidad se manifiestan físicamente al mismo tiempo, por separado y en el mismo lugar.

  • El Padre habla para bendecir y reconocer al Hijo.
  • El Hijo está en apariencia de hombre (Jesús) obedeciendo el mandato del Padre (a través de Juan) de ser bautizado.
  • El Espíritu Santo aparece como una paloma que simboliza el poder de Dios en Jesús, legitimando y fortaleciendo Su misión: morir en la cruz y resucitar, etc.

Téngase en cuenta que Dios está presente manifestando los tres seres de Su naturaleza divina: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

18Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra. 19Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
- Mateo 28:18-20

Aquí tenemos a Jesús asignando a sus apóstoles la "Gran Comisión", pero obsérvese cómo enmarca la autoridad en el bautismo de los creyentes, transformándolos en discípulos. Él dice: "... haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". (Mateo 28:19).

Vemos pues que los tres seres se presentan como una unidad, si bien con distinta autoridad. Bautizar en nombre de uno es hacerlo en nombre y autoridad de los tres. - Hechos 2:38 "...en el nombre de Jesús".

Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios.
- Lucas 1:35

Aquí el ángel Gabriel está explicando a María cómo concebirá un hijo ya que es virgen y planea permanecer así hasta que se case. El ángel le informa que Dios mismo la hará concebir y especifica que el Espíritu Santo lo hará. Aquí se menciona al Hijo de Dios y al Espíritu Santo. El ángel se refiere al Espíritu Santo como distinto del Padre y del Hijo, como una deidad con capacidad divina (para fecundarla milagrosamente).

La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros.
- 2 Corintios 13:14

Este es un saludo y una bendición de Pablo a la iglesia de Corinto. En los otros pasajes veíamos a apóstoles y discípulos registrando lo que vieron y oyeron acerca de la naturaleza dinámica del ser de Dios. En este pasaje tenemos a un apóstol inspirado haciendo uso de lo que había sido revelado acerca de Dios en su comunicación con la iglesia. Nótese que cada uno es referido como ser distinto. También nombra a Jesús ante el Padre, para mostrar que son igualmente divinos.

4Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.
- 1 Corintios 12:4-6

De este modo, observamos como en la época de la iglesia del Nuevo Testamento Dios estaba ya representado por tres personas distintas. Tres personas divinas, distintas y de una sola fuente, la Deidad. La Trinidad, por lo tanto, es un término utilizado para referirse al ser complejo y dinámico que llamamos Dios (Tres Seres / Un Dios).

La Trinidad no es:

A. Tres personalidades de un mismo Dios

4Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también vosotros fuisteis llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, 6un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.
- Efesios 4:4-6

Téngase en cuenta, por tanto, que son tres seres distintos en un Dios.

B. Tres Dioses diferentes cooperando juntos en nombre de la humanidad.

Incluso Jesús cita el Shemá en Marcos 12:28-30. Esa concepción responde a la idea de los dioses griegos y romanos, que mantenían alianzas y guerras. En cambio, Dios es una entidad con tres seres divinos separados que interactúan entre sí (hagamos al hombre – Génesis 1:26) y también se manifiestan dinámicamente a la humanidad (el bautismo de Jesús – Mateo 3:16-17).

El Espíritu Santo, que es el tema principal de esta serie, es uno de los distintos seres de la Deidad:

  • Cuando lo estudiamos o hablamos de Él, hablamos de Dios, estudiamos nada menos que a Dios.
  • ¡Él no es el número tres en importancia o deidad!
  • El Espíritu Santo es un ser plenamente divino; El es Dios.

¿Cuál es la prueba en la Biblia de la divinidad del Espíritu Santo?

A. El Espíritu Santo posee los atributos de la deidad.

Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.
- Génesis 1:2

Él es eterno, apareciendo con la Deidad antes de que la creación estuviera completamente formada. Él existe, como el Padre y el Hijo, aparte de la creación y fuera del tiempo.

Porque entre los hombres, ¿quién conoce los pensamientos de un hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Asimismo, nadie conoce los pensamientos de Dios, sino el Espíritu de Dios.
- 1 Corintios 2:11

Él es omnisciente, conoce todas las cosas. Él, como Dios, sabe cuándo cae un gorrión (Mateo 10:29-30) así como los pensamientos internos del hombre. En otras palabras, Él conoce lo que Dios sabe, ya que Él es Dios. Dios es eterno y omnisciente, El Espíritu Santo es eterno y omnisciente; El Espíritu Santo es Dios.

Otra marca de la Deidad del Espíritu Santo...

B. El Espíritu Santo hace las obras de la deidad.

24¡Cuán numerosas son tus obras, oh Señor!
Con sabiduría las has hecho todas;
llena está la tierra de tus posesiones.
25He allí el mar, grande y anchuroso,
en el cual hay un hervidero innumerable
de animales tanto pequeños como grandes.
26Allí surcan las naves,
y el Leviatán que hiciste para jugar en él.
27Todos ellos esperan en ti,
para que les des su comida a su tiempo.
28Tú les das, ellos recogen;
abres tu mano, se sacian de bienes.
29Escondes tu rostro, se turban;
les quitas el aliento, expiran,
y vuelven al polvo.
30Envías tu Espíritu, son creados,
y renuevas la faz de la tierra.
- Salmo 104:24-30

El Espíritu Santo tiene el poder de crear. El poder de crear lo que se ve a partir de lo que no se ve es algo que está en manos de la deidad, exclusivamente.

  • El Padre habla la creación a la existencia - Génesis 1:1-5
  • El Hijo multiplica los 5 panes y los 2 peces para alimentar a 5.000 – Mateo 14:15-21 / Transforma el agua en vino – Juan 2:1-11
  • El Espíritu Santo hace que María conciba – Lucas 1:35
4Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos. 7Pero a cada uno se le da la manifestación del Espíritu para el bien común. 8Pues a uno le es dada palabra de sabiduría por el Espíritu; a otro, palabra de conocimiento según el mismo Espíritu; 9a otro, fe por el mismo Espíritu; a otro, dones de sanidad por el único Espíritu; 10a otro, poder de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversas clases de lenguas, y a otro, interpretación de lenguas. 11Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, distribuyendo individualmente a cada uno según la voluntad de Él.
- 1 Corintios 12:4-11

El Espíritu Santo tiene la capacidad y la autoridad para dar poder a otros. Volveremos a este pasaje más adelante. Por ahora, es suficiente hacer notar que el Espíritu Santo puede capacitar a otros para realizar obras milagrosas. Esta habilidad está estrictamente limitada a Dios.

De este modo, el Espíritu Santo tiene los atributos de la deidad y hace las obras de la deidad. Otro factor que apunta a Su naturaleza Divina...

C. El Espíritu Santo recibe testimonio de que Él es deidad

4Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia a vosotros y paz, de aquel que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono, 5y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos libertó de nuestros pecados con su sangre, 6e hizo de nosotros un reino y sacerdotes para su Dios y Padre, a Él sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.
- Apocalipsis 1:4-6

La Deidad utiliza la forma trina y coloca al Espíritu Santo (7 Espíritus) primero, luego al Hijo y, por último, al Padre. Ello no se hizo para cambiar el orden de importancia sino para confirmar la misma naturaleza e importancia de cada uno.

Testimonio de Jesús:

13Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir. 14El me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber. 15Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que Él toma de lo mío y os lo hará saber.
- Juan 16:13-15


La presencia del Espíritu Santo como parte de la Trinidad en el bautismo de Jesús es atestiguada, registrada y preservada en el evangelio de Lucas para que cada generación vea y sepa hasta el final de los tiempos, que el Espíritu Santo es Dios junto con el Padre y el Hijo. Cada uno separado pero Uno en la Deidad divina.

Resumen

  1. La Trinidad: una palabra que no aparece en las Escrituras pero que es utilizada para describir la naturaleza compleja y dinámica del Dios revelado en la Biblia, como una entidad que se compone de tres seres divinos distintos que existen a la perfección en una Deidad. Usamos el término Deidad para referirnos a Dios mientras reconocemos Su carácter único y dinámico.
  2. El Espíritu Santo es una persona/ser distinto dentro de la Deidad. Al referirnos a Él nos estamos refiriendo nada menos que a Dios.
  3. El Espíritu Santo recibe testimonio de Su deidad del trono celestial (Padre), de Jesús y de la Biblia. Estos dan fe de Su deidad.

Preguntas y respuestas

1. ¿Quién es el Espíritu Santo?

Es un ser distinto y divino dentro de la Deidad. Es Dios.

2. ¿Qué le sucederá al Espíritu Santo en el juicio?

Dado que el Espíritu Santo es eterno, no habrá cambios en Su estado, sin embargo, no se sabe cómo interactuará con los santos glorificados y exaltados.