En esta lección Mike explicará las diversas formas en que se manifiesta la Divinidad.
Idiomas

Hasta ahora, hemos aprendido las siguientes ideas clave acerca del Espíritu Santo:

1. La Biblia es la única fuente confiable de información acerca de Él.

2. No hay más información disponible acerca de Él que haya sido suministrada tras ella.

Amados, por el gran empeño que tenía en escribiros acerca de nuestra común salvación, he sentido la necesidad de escribiros exhortándoos a contender ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos.
- Judas 3

3. El Espíritu Santo es un ser distinto dentro de la Deidad.

  • Posee todos los atributos de Dios.
  • Es Dios y no una personalidad de Dios o una deidad de tercer rango después del Padre y del Hijo.

En esta lección nos centraremos en los rasgos de carácter y habilidades específicas que la Biblia atribuye a las personas de la Deidad.

El carácter de la divinidad

Pregunta común: ¿Hay algo que el Padre o el Hijo son o pueden hacer que el Espíritu Santo no sea o no pueda hacer?

Mucha gente sugiere que el Espíritu Santo tiene un carácter diferente, de alguna manera, respecto del Padre o del Hijo. Esta idea se sostiene porque no reconocen ni consideran la naturaleza doble de las relaciones piadosas:

  1. Relación con Dios: como la Deidad se relaciona e interactúa dentro de sí misma.
  2. Relación con el Hombre – como la Deidad se relaciona e interactúa con la humanidad.

1. Relación con Dios

Cuando interactúa o se relaciona dentro de la Deidad, el Espíritu Santo posee cada característica, poder y habilidad de los otros seres en la Deidad.

El siguiente cuadro simple muestra este hecho proporcionando pasajes que describen y apoyan esta idea sobre la similitud e igualdad en carácter y habilidades de cada ser, según la Biblia.

Padre Hijo Espíritu Santo

Características

Eterno – Deuteronomio 33:27
Amoroso – Juan 3:16
Santo – 1 Pedro 1:16

Eterno – Hebreos 13:8
Amoroso – Juan 13:1
Santo – Lucas 4:34

Eterno – Hebreos 9:14
Amoroso – Gálatas 5:22
Santo – Efesios 4:30

Poder

Crea – Génesis 1:1
Destruye – Génesis 7:2

Crea – Colosenses 1:16
Destruye – 1 Juan 3:8

Crea – Salmo 104:30
Destruye – Hechos 5:9-10

Revelación

Habla – Mateo 17:5

Habla – Hechos 9:5 (Como una persona glorificada dentro de la Deidad)

Habla – 1 Timoteo 4:1

Al comparar las tres personas en la Deidad, observamos dos cosas en particular:

a. Desde la posición y relación de la Deidad, los tres seres tienen el mismo carácter (santo y amoroso), poder (para crear y destruir), habilidades y destrezas reveladoras.

Sin embargo, observamos que cada uno de ellos se comunica de diferentes maneras con la humanidad. Por ejemplo:

  • Padre – Teofanías – La voz, Zarza ardiente, Sueños
  • Hijo – La Carne – Dios se hizo hombre para comunicar de hombre a hombre
  • Espíritu Santo – La Biblia – Palabra inspirada hablada

Por lo tanto, cuando vemos y escuchamos a Jesús, también vemos al Padre y vemos al Espíritu Santo, ya que los tres son uno y poseen el mismo carácter y poder.

8Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta. 9Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo dices tú: «Muéstranos al Padre»?
- Juan 14:8-9

Otra cosa que observamos al comparar…

b. Las diferencias entre las Personas en la Deidad aparecen cuando examinamos la relación entre Dios y el hombre en el proceso de salvación, no cuando examinamos las relaciones entre las personas en la Deidad.

No entraremos ahora a enumerar la larga lista de versículos en las Escrituras que definen las cualidades del Espíritu Santo y a partir de las cuales podemos generar una imagen clara de cómo es. Si deseamos ver el Espíritu con nuestros "ojos carnales" debemos hacer como dijo Jesús: mirar a Jesús, ya que en Él se revela no solo el Padre, sino también el Espíritu, y porque son uno en la Deidad. Como ya fue mencionado, no es en la relación con Dios que percibimos y aparecen las diferencias entre las Personas en la Deidad (especialmente el Espíritu Santo), si no en la relación con el hombre.

Repasemos ahora las diversas etapas de la relación Dios/Hombre a lo largo de la historia y veamos cómo éstas revelan a cada Persona de la Deidad en el proceso de salvación.

  1. Relación con Dios – Tabla de características
  2. Relación hacia el hombre

La primera etapa en la relación de la Deidad/Trinidad y el hombre (humanidad)...

A. La Relación Pre-Pecado/Caída

La relación entre Dios y el hombre era apreciada de manera diferente por el hombre antes de la caída. Antes de la caída los tres existían.

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.
- Génesis 1:26

Dios se refiere a sí mismo en plural. Los tres seres comunicaron su presencia distintiva:

1En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. 3Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz.
- Génesis 1:1-3
  • Dios Padre habló
  • Dios Hijo (la Palabra creadora)
  • Dios Espíritu Santo flotaba/se movía
  • Todo fue hecho para reunir los elementos creados bajo forma distinta.

Antes del pecado, el hombre tenía una relación completa, unificada y pacífica con la Deidad. En otras palabras, el hombre vio a Dios como uno a pesar de que existía la naturaleza dinámica de Dios.

Y oyeron al Señor Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del Señor Dios entre los árboles del huerto.
- Génesis 3:8

La Biblia sugiere que antes del pecado Dios podía pasear por el jardín en la frescura del día, una descripción que destaca la naturaleza de la relación del hombre con Dios antes del pecado.

B. Relación post-pecado/caída

La desobediencia del hombre puso en marcha varios eventos y planes.

9Y el Señor Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás? 10Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí. 11Y Dios le dijo: ¿Quién te ha hecho saber que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual te mandé que no comieras? 12Y el hombre respondió: La mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. 13Entonces el Señor Dios dijo a la mujer: ¿Qué es esto que has hecho? Y la mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí. 14Y el Señor Dios dijo a la serpiente:
Por cuanto has hecho esto,
maldita serás más que todos los animales,
y más que todas las bestias del campo;
sobre tu vientre andarás,
y polvo comerás
todos los días de tu vida.
15Y pondré enemistad
entre tú y la mujer,
y entre tu simiente y su simiente;
él te herirá en la cabeza,
y tú lo herirás en el calcañar.
16A la mujer dijo:
En gran manera multiplicaré
tu dolor en el parto,
con dolor darás a luz los hijos;
y con todo, tu deseo será para tu marido,
y él tendrá dominio sobre ti.
17Entonces dijo a Adán: Por cuanto has escuchado la voz de tu mujer y has comido del árbol del cual te ordené, diciendo: «No comerás de él»,
maldita será la tierra por tu causa;
con trabajo comerás de ella
todos los días de tu vida.
18Espinos y abrojos te producirá,
y comerás de las plantas del campo.
19Con el sudor de tu rostro
comerás el pan
hasta que vuelvas a la tierra,
porque de ella fuiste tomado;
pues polvo eres,
y al polvo volverás.
20Y el hombre le puso por nombre Eva a su mujer, porque ella era la madre de todos los vivientes. 21Y el Señor Dios hizo vestiduras de piel para Adán y su mujer, y los vistió.
22Entonces el Señor Dios dijo: He aquí, el hombre ha venido a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal; cuidado ahora no vaya a extender su mano y tomar también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre. 23Y el Señor Dios lo echó del huerto del Edén, para que labrara la tierra de la cual fue tomado. 24Expulsó, pues, al hombre; y al oriente del huerto del Edén puso querubines, y una espada encendida que giraba en todas direcciones, para guardar el camino del árbol de la vida.
- Génesis 3:9-24
  • La maldición sobre Satanás – versículo 14
  • La profecía acerca de sus vanos intentos de destruir a la humanidad, así como al Salvador de la humanidad – versículo 15
  • El sufrimiento de la humanidad tanto para propagarse como para sostener a la raza humana – versículos 16-19
  • La relación rota con Dios donde Dios ya no tendría una conexión unificada y pacífica con el hombre sino que, debido al pecado, la visión y experiencia de Dios por hombre serían disminuidas y distorsionadas – versículos 20-24

Parte de estos cambios mencionados crípticamente en el versículo 15 implicará que Dios inicie un plan para salvar al hombre tanto de la corrupción como de la condenación del pecado para devolverlo a una relación íntima y unificada consigo mismo nuevamente.

En el desarrollo de este plan, sin embargo, las personas en la Deidad tendrían cada una una tarea y una función diferente. Es en estas diferentes funciones que vemos o notamos una distinción dentro de la Deidad.

Es importante recordar que la diferencia que vemos está en la función, no en la naturaleza. Las naturalezas son divinas, las funciones varían según los requerimientos del plan para salvar a la humanidad.

entonces vendrá el fin, cuando Él entregue el reino al Dios y Padre, después que haya abolido todo dominio y toda autoridad y poder.
- 1 Corintios 15:24

En este pasaje, Pablo sugiere que cuando Jesús regrese para juzgar, estas funciones ya no serán necesarias y, por lo tanto, dejarán de ser observadas y la Deidad regresará a su naturaleza anterior al pecado, unificada con el hombre, parte de la Deidad interior (ya no observada desde afuera).

Palabra fiel es esta: Que si morimos con Él, también viviremos con Él; si perseveramos, también reinaremos con Él; si le negamos, Él también nos negará;
- 2 Timoteo 2:11-12a

3. Funciones de la Deidad en la relación Dios-Hombre con posterioridad al pecado/caída (para ver mejor cómo es el Espíritu Santo)

En el plan para salvar a la humanidad, cada persona en la Deidad tenía un papel que desempeñar y podemos identificar a cada una a medida que se revelan a través de los roles que desempeñan en el plan de salivación.

Dios Padre elige el plan. Él diseña la manera y la justicia para el pecado, se realizará la misericordia para el hombre pecador - Expiación vicaria (Génesis 3:14-15). En el plan de Dios, los inocentes serán sacrificados para pagar la deuda moral de los culpables.

6Porque mientras aún éramos débiles, a su tiempo Cristo murió por los impíos. 7Porque a duras penas habrá alguien que muera por un justo, aunque tal vez alguno se atreva a morir por el bueno. 8Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
- Romanos 5:6-8

El Padre también elige y envía al Hijo para que se convierta en ese inocente sacrificio humano que morirá para pagar por los pecados del hombre.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, mas tenga vida eterna.
- Juan 3:16

Dios Hijo actualiza y cumple el plan de Dios Padre (expiación vicaria) para salvar al hombre de la condenación y muerte espiritual causada por el pecado.

Pero vemos a aquel que fue hecho un poco inferior a los ángeles, es decir, a Jesús, coronado de gloria y honor a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios probara la muerte por todos.
- Hebreos 2:9

Dios Hijo toma carne humana, vive una vida sin pecado y se somete a una muerte sacrificial en la cruz para pagar la deuda de pecado que todos los hombres tenían con Dios.

Mas Él fue herido por nuestras transgresiones,
molido por nuestras iniquidades.
El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él,
y por sus heridas hemos sido sanados.
- Isaías 53:5

El hecho de que Él fuera inocente lo convirtió en un sacrificio digno, el hecho de que Él tuviera una naturaleza divina hizo que su sacrificio fuera lo suficientemente valioso como para pagar por todos los pecados de toda la humanidad en el fin del mundo.

11Y ciertamente todo sacerdote está de pie, día tras día, ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; 12pero Él, habiendo ofrecido un solo sacrificio por los pecados para siempre, se sentó a la diestra de Dios, 13esperando de ahí en adelante hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. 14Porque por una ofrenda Él ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados.
- Hebreos 10:11-14

Tenemos a Dios Padre como iniciador: Él elige el plan (expiación vicaria) y elige y envía a Dios Hijo para revelar y cumplir Su plan.

  • Esta es la base de la doctrina bíblica de la elección.
  • No es que Dios elija a algunas personas para la salvación y a otras para la destrucción.
  • El Padre escoge o elige al Hijo para llevar a cabo Su plan. La única elección hecha.
  • Aquellos que creen en el Hijo escogido/elegido se convierten ellos mismos en los elegidos de Dios.
  • Votamos por alguien durante las elecciones y si gana, decimos que ganamos las elecciones. En otras palabras, ganamos si ellos ganan.
  • De la misma manera Jesús es el elegido, elegido por Dios. Aquellos que lo eligen por la fe, expresada en el arrepentimiento y el bautismo, se convierten en el elegido, o elegido por la fe.

Resumen

Estas son algunas de las ideas discutidas en este capítulo:

  1. Todas las Personas en la Deidad/Trinidad tienen la misma naturaleza y habilidades espirituales divinas. Como nota histórica, Tertuliano, un teólogo latino del siglo III, fue el primero en usar el término (Trinidad) en referencia a la Deidad.
  2. No vemos diferencia alguna de la relación interna de Dios, solo una breve indicación de su naturaleza dinámica y compleja. El uso de una palabra en plural para describir a Dios en Génesis: Elohim.
  3. Las Personas se revelan separadamente en la medida que se da a conocer el plan de salvación de Dios. Dios Padre elige el plan y elige al Hijo para revelar y llevar a cabo el plan. Dios Hijo revela y cumple el plan.