Sección V continuó - una mirada continua en eventos #95-106 se discute junto con aplicaciones prácticas.
10 min

Continuamos con nuestro trabajo en la sección del ministerio de Jesús que abarca desde la 3raPascua hasta el principio de la semana de la última Pascua. Durante este período Jesús pasará mucho tiempo en y en los alrededores de Jerusalén enseñando y lidiando con los líderes religiosos judíos. A fin de cuentas, lo rechazarán y lo amenazarán y una vez más se va a retira al territorio del norte antes de Su entrada final a Jerusalén para sufrir y morir y entonces será resucitado.

95. Jesús en la Fiesta de Dedicación

Juan 10:22-42

La Fiesta de Dedicación/Luces/Hanukkah era una fiesta que duraba 8 días conmemorando el momento de re-dedicación del tiempo después de ser profanado por un rey extranjero.

Antíoco IV, un gobernador griego, prohibió la adoración judía e intentó traer una influencia griega a la vida judía. Trajo a cosas y animales impuras al templo (i.e. sacrificó un cerdo en el altar). Los judíos se rebelaron (Revolución Macabeo 200 a. de C.), recuperaron su libertad y comenzaron a restaurar la adoración pública y re-dedicar el templo. Fue durante este tiempo de renovación religiosa que el partido de los Fariseos (los apartados) surgió a abogar por la pureza de la vida judía y las Escrituras al rechazar influencias extranjeras (griegas). En un principio los Fariseos eran héroes entre el pueblo.

Cuando el templo fue re-dedicado, encendieron la lámpara (de aceite), pero solo había suficiente aceite para una noche. De acuerdo con escrituras judías (el Talmud), no la Escritura, la lámpara permaneció por ocho días con aceite suficiente para un solo día. Este evento se conmemoraba con la Fiesta de Luces.

La celebración moderna usa una menorá (un tipo de candelabro) que tiene siete velas. La del medio o la más alta se llama "Shamash" o "Centinela". Es la primera en encender porque provee luz para ver. El propósito de las otras seis velas no es funcional sino son de testimonio y conmemoración en la fiesta. De la misma manera, los cristianos no comen pan sin levadura como comida - lo usamos como símbolo del cuerpo de Cristo cuando tomamos la Santa Cena. Los judíos encienden una de las seis velas cada noche durante la fiesta.

Es durante esta ocasión que Jesús declara Su unión con Dios y los judíos intentan matarlo (3erintento). Apela a ellos a creer basado en solamente Sus obras, pero se niegan e intentan agarrarlo. Se escapa a Perea cerca del Río Jordán donde había trabajado con Juan y quienes estaban allí creyeron en Él.

96. Viaje a Betania para ministrar a Lázaro

Lucas 13:22; Juan 11:1-16

Durante Su prédica Jesús recibe la noticia que Su amigo Lázaro está gravemente enfermo y que lo necesita. Jesús se queda donde está a propósito por varios días más antes de volver a Betania a cuidar de Lázaro.

Los Apóstoles tienen miedo y están confundidos. Jesús dice que Lázaro está ¨dormido" así que se cuestionan por qué deben ir a Betania. Jesús tiene que decirles explícitamente que está muerto. Entonces los Apóstoles no entienden por qué Jesús todavía quiere ir. También tienen miedo de ir tan cerca de Jerusalén (Betania, donde vivía Lázaro se ubicaba apenas 2-3 millas de Jerusalén). Jesús apenas escapó con Su vida así que no quieren volver.

Tomás rompe el punto muerto al declarar que está listo morir por seguir al Señor así que se animan a y se rinden a seguir a Jesús de vuelta a Betania.

97. Otra amenaza de Herodes

Lucas 13:31-35

Mientras sucede todo esto, Jesús recibe otra noticia que normalmente le impidiera salir a lugares públicos o llenos de mucha gente donde era conocido. Los Fariseos se acercan a Él con la noticia que Herodes quiere matarlo. Jesús responde que a pesar de su astucia, Herodes no le puede hacer daño antes de que termine Su ministerio y se acabe Su tiempo.

Este es el momento en que Jesús lamenta por Jerusalén, sabiendo que la gente lo rechazaría. Habría más milagros y enseñanzas, pero Jesús supo y declaró en ese momento el resultado final de la reacción judía con respecto a Él: rechazo y muerte; y la reacción de Dios con respecto a ellos: rechazo y juicio.

98. La sanación del hombre hidrópico

Lucas 14:1-6

Entre el momento en que recibe la noticia sobre Lázaro y Su eventual llegada a Betania, Jesús pasa varios días más ministrando y sanando. Una de estas sanaciones es de un hombre hidrópico que se le acercó (o fue puesto allí por los Fariseos para probarlo).

Aparentemente estaba cenando con los Fariseos y otros cuando apareció delante de Él esta persona que sufría de edema (no una enfermedad sino un síntoma de una enfermedad cardiaca, renal o hepática), usualmente inflamación en el cuerpo debido a la retención de agua. Los Fariseos están esperando a ver si Jesús sanará este hombre en el Shabbat. Sabían que podía sanarlo, solo querían ver si lo haría de una manera que les daría cómo acusarlo de algo.

Jesús les pregunta si ellos salvarían a uno de sus animales en el día Shabbat y si fuese así por qué condenarlo por salvar a un ser humano. Después de esto sana a esta persona. No tuvieron respuesta.

99. La parábola de la Gran Cena

Lucas 14:7-24

Después de la sanación Jesús les cuenta una parábola con respecto a los invitados que estaban en la mesa y les da varias enseñanzas con esta parábola:

  • No tomes el mejor puesto hasta que te invitan hacerlo para no pasar vergüenza. El principio del reino es que quienes se exaltan sí mismos serán humillados y quienes se humillan serán honrados.
  • No hagas el bien para recibir un premio o un favor a cambio. Haz el bien para ayudar a los necesitados sin tomar en cuenta lo que pueden hacer por ti. Tu galardón por hacer el bien siempre viene de Dios, sin importar lo que el mundo hace o no hace.
  • Quienes rechazan la invitación de Dios de estar con Él estarán fuera y otros tomarán sus lugares en el banquete celestial.

Esta parábola era para los Fariseos quienes rechazaron la invitación de Dios al banquete celestial mediante Cristo, pensando que podían llegar sin Él.

Una vez más Jesús les advierte que de una manera u otra Dios será glorificado, si los judíos no lo harían, recibiría gloria y honor de los gentiles.

100. El costo del discipulado

Lucas 14:25-35

Al salir de la cena Jesús continúa enseñando a las multitudes que lo siguen. Les enseña más profundamente el significado del discipulado. Les muestra que es más que andar detrás de Él para ver los milagros y escuchar Sus enseñanzas. El discipulado requiere varias cosas:

  • Una dedicación absoluta al Señor que va más allá de la familia, y hasta la propia vida. Cualquier persona o cualquier cosa que llega a ser un obstáculo para seguir al Señor necesita ser vencida. No es necesariamente un pecado. Si se mete entre tú y Jesús, hay que deshacerse de ello.
  • Una disposición de sufrir para el Señor y la fe es un elemento necesario para el discípulo.
  • Un entendimiento de que el discipulado requiere estas cosas y la disposición de seguir adelante.
  • Un deseo de vivir la vida de una manera (i.e. sal) que marca una diferencia en este mundo y no conformarse al mundo.

Jesús podaba a Sus discípulos regularmente con estas enseñanzas para deshacerse de quienes eran meramente curiosos, que no creían o que simplemente amaban al pecado más que a Dios. En varios sentidos hace lo mismo hoy día al obligarnos a elegir vivir cristianamente por sobre vivir pecaminosamente; la manera de la Biblia por encima de la manera del hombre; una vida de iglesia en vez de una vida mundana; calidad por sobre cantidad; pureza más que popularidad; devoción por encima de actividad.

101. Parábolas de personas y cosas perdidas

Lucas 15:1-32

Una vez terminado el banquete Jesús sale a estar con el pueblo en general y se encuentra rodeado de publicanos y pecadores quienes también quieren escuchar Sus enseñanzas y prédicas. Los Fariseos y Escribas murmuran en contra de Jesús acusándolo de asociar y compartir con personas indeseables. Su respuesta a esta crítica es contar varias parábolas a la multitud: la oveja perdida, la moneda perdida, y el hijo perdido.

El punto de todos estos era doble: Dios busca aquellos que están perdidos, aún si solo hay uno perdido; Dios se regocija cuando se encuentran los perdidos, sin importar cuan perdidos fueron.

Los Fariseos y judíos en general se habían olvidado que la misión de Dios y su propósito era de salvar al hombre perdido. Pensaban que Dios simplemente les escogió a ellos como Su pueblo y rechazó a los demás.

Jesús recuerda a los pecadores que tenían esperanza y reprendió a los judíos por haber descuidado su misión original - ser una luz para los gentiles y preparar el camino para la venida del Salvador del mundo entero, no solamente de los judíos.

102. Parábolas del mayordomo infiel y del rico y Lázaro

Lucas 16:1-31

Siguió las parábolas contadas a las multitudes con dos parábolas más compartidos solamente con Sus discípulos. Es probable que esto ocurrió en camino a Betania donde les esperaba Lázaro.

A. El Mayordomo Infiel

Esta parábola se enfoca en la necesidad del discípulo de servir solo a Dios y de hacerlo sinceramente. Jesús hace varios puntos incluyendo las ideas de que si uno es fiel en lo poco será fiel en lo mucho, y la idea de que no puedes usar actitudes y métodos mundanos en el reino.

B. El rico y Lázaro

Esta parábola advierte que el uso apropiado de la riqueza y bendiciones de uno es servir las necesidades de otros, especialmente quienes sufren. También muestra la finalidad del juicio una vez pronunciado.

Jesús advierte que Su palabra será el estándar por el cual seremos juzgados. Necesitamos creerlo. Tanto quienes vieron las señales como aquellos que no lo vieron serán juzgados basado en su obediencia a la palabra de Jesús.

103. Más instrucciones para los discípulos

Lucas 17:1-10

De nuevo Lucas describe más enseñanzas y capacitación que Jesús le da a Sus discípulos mientras viajan hacia Betania. Jesús da una advertencia muy seria a quienes harían tropezar a otros, especialmente a niños. Otros temas incluyen ser generoso con el perdón, el poder de la fe (grano de mostaza), y el deber de los discípulos de servir al Señor. Jesús dice que estas cosas son los deberes naturales de quienes quisieran ser Sus discípulos.

Mucha de la capacitación de los discípulos y Apóstoles se llevó a cabo durante estos viajes.

104. Jesús resucita a Lázaro

Juan 11:17-46

Betania se encontraba a dos millas y media de Jerusalén y le ha tomado a Jesús por lo menos cuatro días en llegar, probablemente más puesto que Lázaro ya está en la tumba.

Lázaro era el hermano de María y Marta, y Jesús se había hospedado con ellos cuando se encontraba en el área. Marta sale a Su encuentro antes de que llega al pueblo. Está molesta porque Jesús no llegó a tiempo pero quiere confirmación de que su hermano está salvo y resucitará en el futuro. María también salió a su encuentro y es más atrevida al decir que Él hubiese podido salvarlo de la muerte. Ella es superada por el dolor.

Jesús es sobrellevado por la emoción humana al enfrentar la muerte de Su amigo y el sufrimiento que ha causado. Con unas pocas palabras llama a Lázaro a salir de la tumba y Lázaro lo hace.

En la oración de Jesús aprendemos que la razón por la demora era para poder obrar este gran milagro y glorificar a Dios mediante la muerte de Lázaro. También se hizo así para proveer aun otra señal de Su identidad como Mesías.

105. El sumo sacerdote decide matar a Jesús

Juan 11:47-53

Algunos que vieron el milagro se asombraron y creyeron, otros llevaron la noticia a los líderes religiosos de los judíos. Ellos reconocen el gran poder de Jesús, pero su reacción es de miedo, temiendo que se desafiará su autoridad y posición. Entonces deciden matarlo.

El rey, los fanáticos religiosos, los maestros de la ley y ahora el sumo sacerdote están tramando para quitarle la vida a Jesús. Su círculo de enemigos ahora es completo.

106. Jesús se retira al norte

Juan 11:54

Una vez más Jesús evade una situación donde le pueden agarrar antes del momento indicado. Sale hacia el norte cerca del borde de Samaria, casi llegando a la región de Galilea, en un lugar llamado Efraín.

Permanecerá y ministrará aquí hasta la semana de la última Pascua cuando volverá a Jerusalén para el momento culminante de Su ministerio.

Lecciones

1. Jesús mantuvo su enfoque

Observe que en toda esta actividad, viajes, amenazas, y confrontaciones Jesús mantuvo su enfoque en una sola cosa: Su ministerio al pueblo. Pasó poco tiempo defendiéndose contra Sus detractores o escondiéndose de quienes querían matarlo. Tampoco pasó tiempo sintiendo lástima por sí mismo o en depresión. Se mantuvo concentrado en la tarea cada día: enseñando y capacitando a los discípulos, predicando a las multitudes, lidiando con los escribas y ministrando a la gente.

Siempre habrá distracciones y obstáculos en nuestra vida cristiana. A pesar de esta realidad, necesitamos mantener nuestro enfoque y concentrarnos en la tarea de servir a Jesús y la iglesia. Así es como sobrellevamos todas estas cosas y encontramos paz y satisfacción.

2. Jesús vendrá

María y Marta se inquietaron por la demora de Jesús. La gente vivió su duelo y perdieron la esperanza. Cuando finalmente llegó, su miedo y pena eran en balde: resucitó a Lázaro.

Nosotros nos inquietamos y nos ponemos ansiosos esperando que Jesús nos responda, esperando que nos provea, esperando que nos salve de alguna manera, pero siempre nos preocupamos en vano. Ya sea en un corto tiempo o al final, Jesús siempre llegará a tiempo y cuando llega trae consuelo, sanación y salvación.

No nos preocupemos. Si estamos esperando en Jesús, Él siempre llegará tarde o temprano y cuando llega se encargará de nuestras preocupaciones.

LECTURA PARA EL CAPITULO 10

  1. Lucas 17:11-19
  2. Lucas 17:20-37
  3. Lucas 18:1-14
  4. Mateo 19:1-15; Marcos 10:1-16; Lucas 18:15-17
  5. Mateo 19:16-30; Marcos 10:17-31; Lucas 18:18-30
  6. Mateo 20:1-16
  7. Mateo 20:17-19; Marcos 10:32-34; Lucas 18:31-34
  8. Mateo 20:20-28; Marcos 10:35-45
  9. Mateo 20:29-34; Marcos 10:46-52; Lucas 18:35-19:1
  10. Lucas 19:2-10
  11. Lucas 19:11-28
  12. Mateo 26:6-13; Marcos 14:3-9; Juan 11:55-12:11

Preguntas de discusión

  1. Resuma las siguientes acciones de Jesús:
  2. Recuerde las ocasiones en que perdió el enfoque o se desanimó en su viaje de fidelidad. ¿Qué le hizo perder el enfoque y qué le ayudó a recuperar su enfoque?
  3. ¿Cómo puedes usar esta lección para crecer espiritualmente y ayudar a otros a tener una relación con Jesús?