Sección VII - Los eventos #140-154 se discuten junto con aplicaciones prácticas.
9 min

En este último capítulo veremos los eventos del séptimo período de la vida de Jesús que incluye Su resurrección, apariciones y ascensión final.

En la sección anterior vimos a los líderes judíos demandando y obteniendo permiso para poner guardias en la tumba de Jesús para prevenir alguna manipulación de parte de Sus discípulos. También aprendimos que los discípulos femeninos tenían la intención de volver a la tumba después del Shabbat para preparar debidamente el cuerpo de Cristo para su reposo final.

Los últimos cuarenta días

Hay tres eventos principales que ocurrieron después de la muerte y sepultura de Jesús. Cada escena se describe por varios autores de los evangelios.

A. La Resurrección

140. La resurrección misma

Mateo 28:2-4

Solo Mateo describe lo que ocurrió antes de que llegasen las mujeres aquella mañana a encontrar una tumba vacía.

  • Hubo un gran terremoto.
  • Esto coincidió con la llegada de un ángel.
  • Él movió la piedra de la tumba y se sentó encima de ella.
  • Los soldados que estaban de guardia se desmayaron.
  • La apariencia del ángel resplandecía como relámpago y su ropa era blanca.

No se nos dice cómo Jesús salió de la tumba o si dijo algo, solo de la apariencia del ángel y de la reacción de los soldados (se desmayaron y no vieron al Señor porque solo se mostró a creyentes después de Su resurrección).

141. Las mujeres encuentran la tumba vacía

Mateo 28:1; Marcos 16:1-4; Lucas 24:1-3; Juan 20:1-2

María Magdalena, María la tía de Jesús, Juana y otros vienen a la tumba a terminar con el proceso de sepultura. La encuentran abierta y vacía. Para este entonces los soldados ya han vuelto a los oficiales principales. María Magdalena corre inmediatamente a contarles a los Apóstoles dejando a las otras mujeres al lado del sepulcro.

142. Los ángeles hablan con las mujeres

Mateo 28:5-7; Marcos 16:5-8; Lucas 24:4-8

Las mujeres que se quedaron atrás ven a dos ángeles y también tienen miedo. Ellos las invitan a inspeccionar la tumba y les mandan a contarles lo que ha sucedido de acuerdo con lo prometido a los discípulos. También les informan a las mujeres que Jesús se ha ido a Galilea (al norte de nuevo) para encontrarse con Sus discípulos. Estas mujeres también salen con la intención de decirles a los discípulos que el Señor a resucitado de la muerte.

143. Pedro y Juan llegan a la tumba

Marcos 16:11; Lucas 24:12; Juan 20:3-10

Ahora que las otras mujeres han dejado el escenario para contarles a los Apóstoles y discípulos, llegan Pedro y Juan. María Magdalena les había contado de la resurrección, y mientras los demás se mostraron escépticos, Pedro y Juan han salido corriendo delante de María quien los sigue.

Juan llega primero pero espera a Pedro para entrar. Una vez adentro ven las envolturas de lino en el suelo y la toalla, que había cubierto Su rostro, doblado en el rincón. Juan dice que una vez vieron la tumba vacía entonces creyeron y entendieron lo que Jesús les había estado diciendo de Su resurrección.

B. Las Apariciones

Estas apariciones son muy difíciles de poner en orden cronológico por el corto tiempo en que ocurren y la poca información de fondo entregada.

144. Aparición #1 – María Magdalena

Marcos 16:9; Juan 20:11-18

Después de que Pedro y Juan han visto la tumba vacía y se han ido, María Magdalena regresa al escenario. La Biblia dice que ella ve a dos ángeles sentados en la tumba y le preguntan por qué llora. Cuando sale ve a Jesús quien ella cree a primera vista es el jardinero y le pregunta dónde han llevado el cuerpo.

Al hablar Jesús, ella lo reconoce e intenta aferrarse a Él, pero Jesús no le permite. Él la manda a contarles a los Apóstoles de Su resurrección e inminente ascensión.

145. Aparición #2 – Otras mujeres

Mateo 28:8-10

Las otras mujeres quienes habían visto a los ángeles y estaban en camino a la ciudad ahora reciben la visita del Cristo resucitado. Mateo informa que las mujeres cayeron a Sus pies y lo adoraron y Él les mandó hacer lo que los ángeles habían dicho: vayan a decirles a los discípulos que Él llegaría a su encuentro en Galilea.

146. Los sacerdotes sobornan a los soldados de guardia

Mateo 28:11-15

Mientras está sucediendo todo esto con los discípulos, Mateo cuenta que los soldados que habían desmayado con la aparición de los ángeles han ido a sus superiores a contarles lo que había pasado. Ellos están en problemas porque era su deber proteger la tumba, así que los líderes judíos les sobornan para que digan que el cuerpo fue robado mientras ellos dormían. Ellos lo aceptan con la condición de que si Pilato se entere, los sacerdotes prometían defenderlos. Mateo afirma que esta era la historia "oficial" circulada cuando él escribe su evangelio unos 30-40 años después del hecho (Mateo - 60-70 D. de C.).

147. Aparición #3 – Pedro

Lucas 24:34

Pedro ni siquiera menciona esta aparición en sus propias escrituras. Uno de los hombres que había visto al Señor en el camino a Emaús relata que el Señor les dijo que efectivamente Jesús le había aparecido a Simón Pedro. Pablo confirma el hecho en I Corintios 15:5 con una referencia similar.

148. Aparición #4 – Dos discípulos en camino a Emaús

Marcos 16:12-13; Lucas 24:13-35

Ya no sabemos donde se ubicaba Emaús, pero quedaba cerca de Jerusalén (5-7 millas).

Los dos discípulos iban en camino a casa después de haber sido testigos de lo que había pasado con Jesús en Jerusalén. Mientras conversaban de esto, Jesús se acerca y empieza a viajar con ellos compartiendo en la conversación. No se les permite reconocerlo y Él les pregunta con respecto a lo que están conversando.

  • Le dicen que habían tenido la esperanza de que Jesús fuera el Mesías, pero ahora que lo hayan torturado y matado, no están seguros.
  • Como la mayoría de los judíos, esperaban que el Mesías fuera una figura gloriosa como David (un rey guerrero).
  • En el Antiguo Testamento, Isaías (Isaías 53:1-12) presentó al Mesías como una figura de sufrimiento y servidumbre. Muchos judíos entendían esto como una personificación de ellos mismo - incluso hasta hoy día.
  • Jesús se acerca a estos dos discípulos y les explica que el Mesías tendría dos perfiles:

1. Un siervo sufrido

Los judíos no eran el modelo del siervo sufrido para Isaías - hablaba del Mesías. El sufrimiento de Jesús no desmentía Su afirmación de ser el Mesías, era la confirmación de que realmente estaba cumpliendo con todo lo que había sido escrito con respecto a Él en el Antiguo Testamento. Esto era una piedra de tropiezo para los judíos y Jesús lo explica a estos dos discípulos.

2. Un glorioso Salvador

Como David, quien salvó a su pueblo, Jesús en Su resurrección derrota al enemigo más grande del hombre: la muerte.

Esto era la naturaleza de lo que Jesús les enseñó a estos dos discípulos en el camino. Al llegar la noche, lo invitan a hospedarse con ellos y mientras comían cuando Jesús bendijo la comida, lo reconocieron y Él desaparece de su vista. Ellos vuelven a Jerusalén a contarles a los Apóstoles este hecho.

149. Aparición #5 – Jesús aparece a los Apóstoles y a los discípulos

Lucas 24:36-49; Juan 20:19-23

Cuando los dos discípulos encuentran a los Apóstoles y empiezan a contarles de su experiencia, de repente Jesús aparece entre ellos. Con esta primera aparición entre ellos, los Apóstoles se asustaron y Él les asegura al mostrarles Sus manos y pies y al pedirles algo para comer. Después de esto, les enseña lo que había enseñado a los dos discípulos en el camino - que de acuerdo con las Escrituras el Mesías tenía que sufrir, morir y resucitar. Lo que estaban viendo era el verdadero cumplimiento de las Escrituras.

Juan nos dice que es en este momento que Jesús sopla sobre ellos y les entrega el don del Espíritu Santo (recibieron el bautismo de Juan y fueron justificados en ese momento). Ahora reciben la morada del Espíritu que permite su crecimiento en Cristo (santificación).

Hoy día recibimos ambos en el momento del bautismo (Hechos 2:38).

Después de esto Jesús les encomienda ser Sus testigos al predicar el evangelio, pero deben esperar en Jerusalén hasta que reciben el empoderamiento del Espíritu Santo.

150. Aparición #6 – Tomás

Marcos 16:14; Juan 20:24-31

En la aparición anterior a los Apóstoles, Tomás no estaba con ellos, pero esta vez se encuentra presente. Marcos dice que Jesús les reprochó por ser duros de corazón e incrédulos. Juan da una descripción más detallada de la escena donde Jesús aparece con el saludo, "Paz a vosotros" y toma un cuidado especial al convencer a Tomás de Su persona. Tomás reconoce a Jesús como Señor y Dios, y Jesús (puede que este sea el reproche a que se refería Marcos) dice que ellos han creído porque han visto pero bienaventurados aquellos que creerán sin ver. Juan comenta que estas cosas se han escritas para el propósito exclusivo de ayudar a quienes no han visto creer.

151. Aparición #7 – La Gran Comisión

Mateo 28:16-20; Marcos 16:15-18

Jesús manda a los Apóstoles al norte a Galilea donde había hecho la mayoría de Su ministerio. Es aquí donde les encomienda ir a todo el mundo a predicar, bautizar y enseñar. Se acerca el momento de Su partida así que los consuela con la promesa que siempre estará con ellos.

152. Aparición #8 – En el Mar de Galilea

Juan 21:1-25

Juan da otra larga descripción de una vez cuando Jesús aparece a Pedro y los otros Apóstoles mientras están pescando. Aquí es donde Pedro es reconciliado con el Señor después de su negación (Jesús le pregunta 3 veces si lo ama) y aquí Jesús le devuelve su ministerio apostólico (apacienta mis ovejas).

Juan da una explicación de por qué algunos en el 1er siglo creían que él no moriría hasta que Jesús volviera, pero Juan dice que Jesús simplemente afirma que si Él quiere que permanezca vivo hasta ese entonces era decisión Suya y de nadie más. No quería decir que viviría hasta entonces, solo que si Jesús quisiera podría hacerlo.

Él termina este capítulo con un comentario editorial indicando que su relato abarcaba solo parte de las cosas que Jesús hizo - suficiente para generar fe, pero si escribiera todo llenaría el mundo.

153. Aparición #9 – No en el evangelio

I Corintios 15:6-8

No todas las apariciones de Jesús fueron anotadas en los evangelios. Pablo también describe algunas de las apariciones de Jesús que calzan en la narrativa del evangelio, pero no fueron incluidas por los autores. Simplemente por seguir la secuencia notamos que Jesús apareció a más de 500 personas in Galilea (quizá cuando dio la Gran Comisión).

También le apareció a Santiago (Su hermano terrenal) y Pablo el Apóstol, pero esto sucedió mucho después de Su ascensión.

Aproximadamente 549 personas lo vieron en diferentes situaciones en diferentes días.

C. La Ascensión

El gran evento final relatado por los escritores de los evangelios es la ascensión de Jesús al cielo.

154. La ascensión

Marcos 16:19-20; Lucas 24:50-53

Lucas dice que esto ocurrió en Betania, un lugar de lindos recuerdos con los Apóstoles, discípulos y amigos. Lo vieron ascender al cielo mientras Él los bendecía.

Marcos y Lucas cuentan que los Apóstoles sintieron gran gozo juntos, que volvieron a Jerusalén, y más adelante predicaron la buenas nuevas. Lucas da una versión más completa de este evento en el primer capítulo del libro de Hechos donde explica que el Señor les instruyó a quedarse en Jerusalén a esperar el bautismo del Espíritu Santo lo cual los empodrecería hacer milagros y predicar.

En Sus últimas palabras dirigidas a ellos, repite la encomendación de ser Sus testigos al mundo y Lucas dice que dos ángeles los animó a dejar de mirar el cielo notando que Él volvería algún día asimismo como lo vieron ir.

Lección

Este es nuestro último capítulo y quiero compartir una última lección o pensamiento de esta serie.

1. Se nos menciona

Aunque las palabras de Jesús fueron dirigidas principalmente hacia los Apóstoles, su situación y el trabajo que tenían por delante - Jesús también se refirió directamente a nosotros.

En Juan 20, cuando le dice a Tomás y los demás que su fe se basaba en lo que habían visto, pero bienaventurado aquellos con fe aunque no habían visto - somos tú y yo de quienes está hablando.

Siempre he sentido envidia de aquellos cuyos nombres se mencionan en la Biblia (David, Pedro, Lydia, etc.) y de la seguridad que debieron sentir porque sus nombres se encuentran en el texto inspirado.

Pues, en Su bondad, Jesús nos ha dado cabido a todos con la frase "Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron." Cada vez que lees ese pasaje cáete en cuenta que tu nombre está incluido allí de la misma boca de Jesús, y ánimo - que algún día volverá a llamar tu nombre para que estés con Él en el cielo para siempre. Esto es posible porque aunque no lo hayas visto, mediante Su palabra, has creido.

Preguntas de discusión

  1. Resuma las siguientes acciones de Jesús:
  2. ¿Cómo puedes usar esta lección para crecer espiritualmente y ayudar a otros a tener una relación con Jesús?