Ayúdanos a seguir produciendomás contenido bíblico. Apoye
Esta primera lección repasará la historia de la ciudad de Tesalónica, así como las circunstancias que rodearon la redacción de estas dos epístolas (cartas).
9 min
Idiomas
42Por tanto, velad, porque no sabéis en qué día vuestro Señor viene. 43Pero comprended esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa. 44Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre.
- Mateo 24:42-44

Cuando yo era niño mis padres me enseñaron a prepararme para el día siguiente: la ropa del colegio listo, la tarea hecha, y no podía salir de noche durante la semana. Les agradezco porque esas enseñanzas tempranas formaron mis hábitos de trabajo de hoy día y me ayudaron a tener éxito en mi carrera. Cuando llegué a ser discípulo de Jesús aprendí que este principio de estar preparado también era verdad para la vida cristiana.

Como cristianos debemos también prepararnos, pero no solo para mañana - debemos prepararnos para aquel día en que Jesús volverá porque cuando llegue ese día ¡ya no habrá mañana! Las epístolas de Pablo escritas a los tesalonicenses tenían el propósito de animar a estos cristianos a estar listos para el día final en que Jesús volviera, un día que pudo haber sucedido en sus vidas pero que al final no ocurrió. Esto significa que pueda ocurrir durante nuestra vida, así que estudiaremos estas cartas para prepararnos por si ese día ocurra en nuestros tiempos.

Trasfondo

Como esto será un estudio formal de esta primera epístola, me gustaría empezar dándote alguna información introductoria del lugar y las circunstancias bajos las cuales se estableció esta congregación.

Tesalónica - La Ciudad

La Tesalónica mencionada en las cartas de Pablo es la ciudad moderna de Salónica ubicada en el sudeste de Europa. Se encuentra entre Romania y Bulgaria al norte y Yugoslavia y Albania al poniente. Es (como también lo fue en el primer siglo) una ciudad porteña en el centro de Macedonia, Grecia al lado del Mar Egeo. Hoy día tiene una población de 500.000 personas.

La ciudad se construyó originalmente en 315 a. de C. por el rey de Macedonia, Casander, y lo nombró por su esposa quien era la media hermana de Alejandro Magno. Debido a su ubicación, Tesalónica se convirtió naturalmente en un puerto marítimo y se encontraba en la ruta principal de Roma hacia el oriente. Era el centro comercial más grande de la región de Macedonia con una población de 200.000 personas en esos tiempos. Desde la ciudad se puede ver el Monte Olimpo - una sierra verdadera que se pensaba era el hogar de los dioses en la mitología griega. Debido a su ubicación Tesalónica llegó a ser una ciudad próspera y cosmopolita donde se mezclaban muchas culturas (romana, griega). Ya que era un centro de comercio también vivía allí una colonia de judíos quienes participaban en los negocios y habían construido su sinagoga para poder practicar su religión antigua en medio de este lugar mundano, pagano y malvado. Esta es la ciudad en la cual Pablo se encontró en el año 51 d. de C. después de haber recibido una visión o llamamiento del Señor.

Tesalónica - La Iglesia

La iglesia de Tesalónica se estableció en el año 51 d. de C. aproximadamente cuando Pablo estaba en su segunda gira misionera. El libro de los Hechos recuenta los eventos que resultaron en el establecimiento de esta congregación.

La Visión

Pablo, Silas y Timoteo andaban en su segundo viaje y estaban en el proceso de fortalecer a las iglesias que habían establecido en su primer viaje cuando recibieron una "visión" o "llamado".

6Pasaron por la región de Frigia y Galacia, habiendo sido impedidos por el Espíritu Santo de hablar la palabra en Asia, 7y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. 8Y pasando por Misia, descendieron a Troas. 9Por la noche se le mostró a Pablo una visión: un hombre de Macedonia estaba de pie, suplicándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 10Cuando tuvo la visión, enseguida procuramos ir a Macedonia, persuadidos de que Dios nos había llamado para anunciarles el evangelio.
- Hechos 16:6-10

Filipos

Cruzaron el Mar Egeo y fueron a Filipos donde, mediante una serie de eventos, establecieron una iglesia.

11Así que, zarpando de Troas, navegamos con rumbo directo a Samotracia, y al día siguiente a Neápolis, 12y de allí a Filipos, que es una ciudad principal de la provincia de Macedonia, una colonia romana; en esta ciudad nos quedamos por varios días. 13Y en el día de reposo salimos fuera de la puerta, a la orilla de un río, donde pensábamos que habría un lugar de oración; nos sentamos y comenzamos a hablar a las mujeres que se habían reunido. 14Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía. 15Cuando ella y su familia se bautizaron, nos rogó, diciendo: Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid a mi casa y quedaos en ella. Y nos persuadió a ir.
- Hechos 16:11-15

Después leemos que su presencia y sus actividades causaron un disturbio y los meten a la cárcel de la cual son librados milagrosamente. Después de ser librados viajan cien millas al sur y entran a la ciudad de Tesalónica.

Tesalónica

Lucas nos relata el establecimiento de la iglesia allí y describe los problemas que enfrentaron los misioneros.

1Después de pasar por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. 2Y Pablo, según su costumbre, fue a ellos y por tres días de reposo discutió con ellos basándose en las Escrituras, 3explicando y presentando evidencia de que era necesario que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos, y diciendo: Este Jesús, a quien yo os anuncio, es el Cristo. 4Algunos de ellos creyeron, y se unieron a Pablo y a Silas, juntamente con una gran multitud de griegos temerosos de Dios y muchas de las mujeres principales. 5Pero los judíos, llenos de envidia, llevaron algunos hombres malvados de la plaza pública, organizaron una turba y alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo. 6Al no encontrarlos, arrastraron a Jasón y a algunos de los hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Esos que han trastornado al mundo han venido acá también; 7y Jasón los ha recibido, y todos ellos actúan contra los decretos del César, diciendo que hay otro rey, Jesús. 8Y alborotaron a la multitud y a las autoridades de la ciudad que oían esto. 9Pero después de recibir una fianza de Jasón y de los otros, los soltaron.

10Enseguida los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas a Berea, los cuales, al llegar, fueron a la sinagoga de los judíos.
- Hechos 17:1-10

Entonces vemos que Pablo se quedó aquí por un mes antes de que lo persiguieran a la ciudad vecina de Berea unas 50 millas al poniente. No tuvo tiempo de mucha enseñanza en esta iglesia recién establecida.

Corinto

Pablo duró un tiempo enseñando en Berea antes de ir a Atenas en el sur de Grecia, dejando a Timoteo y Silas atrás en Berea. Pablo logró convertir a algunos en Atenas y su sermón a los filósofos en el Areópago se encuentra en Hechos 17. Pronto sale de Atenas para llegar a su destino final en Grecia la cual era la ciudad de Corinto. Es durante los 18 meses de su estadía en Corinto que Pablo escribe las dos cartas a los tesalonicenses.

Ocasión y fecha de I Tesalonicenses

Una vez llegado Timoteo a Corinto para acompañar a Pablo empezó a contar el progreso de las iglesias jóvenes que habían establecido en la región. Al contar de los tesalonicenses, Timoteo relató que estos cristianos jóvenes estaban aguantando bien bajo la persecución que enfrentaban por su fe. Sin embargo, también mencionó que varios entre ellos habían fallecido y estaban confundidos en cuanto a qué pasaba con quienes morían antes de la segunda venida del Señor. Pablo les había enseñado que Jesús volvería pero no habían considerado la posibilidad de que algunos murieran antes de que aconteciera la segunda venida. Así que Pablo, no mucho tiempo después de haber establecido esta iglesia, les escribe para tranquilizar sus miedos y proveer más información en cuanto a la segunda venida del Señor.

Esta carta a los tesalonicenses es la exposición más temprana relacionada con la segunda venida de Cristo y la resurrección de los santos (escrito antes de Apocalipsis). Los eruditos no tienen dudas en cuanto al autor de esta carta ya que Pablo se nombra y los historiadores observan que esta carta fue distribuida y aceptada por la iglesia primitiva - dos factores claves en determinar la autenticidad e inspiración de documentos del Nuevo Testamento. Es una epístola modelo al examinar los varios problemas de desarrollo experimentados por una iglesia nueva. La congregación tesalonicense se había establecido y formado en unas pocas semanas. Ahora enfrentaban persecución y confusión en cuanto a doctrina. Así que Pablo les escribe para tranquilizar sus miedos y enseñarles lo que querían entender pero no eran capaces por la falta de información y enseñanza.

Bosquejo - I Tesalonicenses

Esta carta tiene tres temas principales que conforman el cuerpo de la carta y estos se encuentran entre un saludo al principio y una exhortación y despedida al final. Un bosquejo básico se encuentra a continuación:

  1. Oración de Agradecimiento – 1:1-10
  2. Pablo defiende su conducta entre ellos – 2:1-3:13
  3. Pablo les exhorta a un comportamiento más puro – 4:1-12
  4. Pablo revela la enseñanza de Jesús en cuanto al fin del tiempo – 4:13-5:3
  5. Pablo instruye a la iglesia en cómo prepararse para el final – 5:4-28

Propósitos generales de la carta

Al leer la primera carta veremos algunas cosas que Pablo quiere lograr con esta breve epístola.

Para expresar sus sentimientos

En la primera sección veremos que Pablo expresa su gozo y gratitud por su fidelidad y lealtad hacia Pablo y sus ayudantes. Era un iglesia muy joven y Pablo no había estado mucho tiempo con ellos, sin embargo se mostraron fieles en muchas cosas a pesar de los ataques contra ellos y su fe. Una gran recompensa para cualquier ministro es ver la fidelidad y el crecimiento de los miembros de la iglesia. Nada mata el fervor de un predicador o misionero más que cristianos infieles. Por esta razón muchos dejan sus congregaciones en busca de nuevas cosechas y miembros más productivos.

Pablo se defiende

Después de su salida había algunos que acusaron a Pablo de insinceridad, de ser un charlatán. Se toma el tiempo de defender su conducta en esta carta. La manera más efectiva de causar división es atacar a los líderes y maestros en la iglesia. Ciertas personas usaron esta táctica en contra del Apóstol en la iglesia de Tesalónica.

Pablo los anima

Su fe nueva estaba siendo probada y muchos sentían la tentación de volver a la vida pagana con su impureza sexual. No muchos empiezan la vida cristiana y menos terminan porque no esperan ser probados, y cuando enfrentan pruebas se dan por vencidos. Pablo los anima a mantener su fe en Cristo a pesar de las tribulaciones y tentaciones.

Pablo le da más enseñanza

Les provee enseñanza en dos áreas esenciales:

  1. Los detalles de la segunda venida de Cristo. Esta idea se menciona 20 veces en las dos cartas
  2. La santificación. La segunda venida de Cristo era la motivación por vivir una vida pura. Pablo explica esto en más detalle.

Comunión

Pablo los anima y les manda saludos para mantener el amor y la comunión entre su grupo y estos nuevos cristianos.

Resumen

Esta es alguna de la información de trasfondo que te ayudará a entender el material que estaremos mirando al empezar esta serie. Mientras tanto, les dejo con un comentario en cuanto a la relevancia de este estudio para nosotros hoy día.

Estudiamos esta epístola porque, en muchas maneras, es un retrato de nosotros mismos. Somos un grupo pequeño rodeados por una sociedad grande, secular e inmoral. Es siempre una tentación volver a un estilo de vida mundano.

Estudiamos esto para poder entender más sobre el fin del mundo y las varias enseñanzas que abarcan este tema. Debemos saber lo que la Biblia enseña sobre el Hombre de Pecado, el rapto, la tribulación y lo que pasa al final del tiempo. Necesitamos entender estas cosas y tratar de separar el hecho y la fantasía.

Finalmente, estudiamos para prepararnos mejor para la llegada del Señor. Pueda que llegue más temprano que tarde y necesitamos estar listos. Estas dos cartas a los tesalonicenses nos ayudarán con esto.