Ayúdanos a seguir produciendomás contenido bíblico. Apoye

Iglesias verdaderas

Sun. October 26
Después de haber presentado las credenciales necesarias para reconocer a los verdaderos ministros del evangelio, Pablo hace lo mismo con las verdaderas iglesias.
9 min
Idiomas

Repasemos lo que hemos aprendido hasta ahora:

  1. Las cartas tesalónicas fueron escritas por Pablo a una iglesia joven que había establecido en unas pocas semanas en su segundo viaje misionero por la región de Macedonia.
  2. Esta iglesia había sido fiel y estaba creciendo a pesar de los ataques contra Pablo por los líderes judíos y las persecuciones que sufrían por la sociedad pagana en la cual vivían.
  3. Como pueden recordar, la primera epístola empieza con Pablo:
    • Expresando su agradecimiento por la fe y perseverancia de los tesalonicenses.
    • En seguida defiende su conducta entre ellos al describir como deben actuar los ministros verdaderos y cómo él y sus compañeros se comportaron con ellos:
      • Confiando en Dios
      • Con un estilo de vida puro
      • Trabajadores
      • Amantes de la iglesia
  4. En el último capítulo dije que Pablo nos muestra que la conversión verdadera empieza con ministros sinceros que predican la verdad con amor a personas que reciben el mensaje como la palabra de Dios y responden a ella con fe y obediencia.

Hasta este momento Pablo ha expuesto la naturaleza de la conversión verdadera y de ministros verdaderos. Ahora veremos algunas características asociadas con la iglesia verdadera que pertenece a Cristo.

La iglesia continuamente purifica su conducta - I Tesalonicenses 4:1-12

La palabra clave aquí es continuamente. Muchas iglesias empiezan bien pero falta el deseo de continuar con la purificación y el mejoramiento de su conducta.

1Por lo demás, hermanos, os rogamos, pues, y os exhortamos en el Señor Jesús, que como habéis recibido de nosotros instrucciones acerca de la manera en que debéis andar y agradar a Dios (como de hecho ya andáis), así abundéis en ello más y más. 2Pues sabéis qué preceptos os dimos por autoridad del Señor Jesús.
- I Tesalonicenses 4:1-2

Observe que Pablo le dice a la iglesia que él sabe que están viviendo de una manera que agrada a Dios; y ahora los anima por la autoridad de Cristo a continuar a purificar su estilo de vida de acuerdo con lo que se les ha enseñado y lo que les enseñará. Pregunta: ¿Por qué les daría esta instrucción? Respuesta: Viven entre gran tentación y la única manera de mantenerse fuertes es mantener su compromiso de luchar para agradar a Dios.

Algunas personas se cansan de sermones y lecciones que animan a la iglesia de tener cuidado y trabajar para mejorar. Sin embargo, estos son necesarios porque solo un compromiso firme al continuo crecimiento y pureza de la iglesia la mantendrá pura. Iglesias que son impuras y faltan compromiso no tienen el poder de alcanzar almas para Cristo y corren el riesgo de perder su propia salud espiritual. Pablo no quiere que esto le pase a los tesalonicenses así que menciona tres áreas de sus vidas que necesitan purificar.

Pureza sexual – vs. 3-5

Porque esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación; es decir, que os abstengáis de inmoralidad sexual;
- I Tesalonicenses 4:3

La palabra "santificación" significa apartar algo para un propósito piadoso. Cuando llegamos a ser cristianos nuestros cuerpos físicos son santificados, apartados para el uso de Dios. Cuerpos que pertenecen a Dios son usados para Su gloria. La inmoralidad sexual (adulterio, homosexualidad, pornografía, lascivia, deseos malvados) no glorifica a Dios. Si extiendes este concepto te darás cuenta que Dios quiere la santificación total para Su iglesia. Por supuesto que la santificación no significa que ya no tendremos una vida sexual; significa que hasta nuestra vida sexual está bajo Su control y para Su gloria.

Cuando un marido y su mujer expresan su amor y deseo dentro de la intimidad y los límites del matrimonio - Dios es glorificado. Actividades sexuales fuera de este estado bendito deshonran a Dios y a los individuos involucrados.

4que cada uno de vosotros sepa cómo poseer su propio vaso en santificación y honor, 5no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;
- I Tesalonicenses 4:4-5

Pablo continúa diciendo que la manera de lograr esto es una lucha continua por controlar nuestros cuerpos. Controlar nuestros impulsos sexuales para poder expresarlos en maneras significativas y aceptables honra a Dios. Comportarse como aquellos que no conocen a Dios y permiten que sus cuerpos sigan cada pasión del diablo que sientan deshonra a Dios. Nosotros podemos y debemos casarnos, pero Pablo dice que hay una manera correcta de hacerlo y así agradar a Dios.

La sexualidad fue dada por Dios a la humanidad, pero Dios también dio leyes para guiar nuestra sexualidad natural de una manera que esta fuerza poderosa sea usada para bendecir a hombres y mujeres, no destruirlos.

También se necesita pureza en cuanto a:

Integridad en negocios – vs. 6

y que nadie peque y defraude a su hermano en este asunto, porque el Señor es el vengador en todas estas cosas, como también antes os lo dijimos y advertimos solemnemente.
- I Tesalonicenses 4:6

El mundo pagano del primer siglo se conocía por dos vicios: la inmoralidad sexual y una avaricia desenfrenada. Tesalónica era un gran centro de comercio y negocios así que muchos miembros de la iglesia se involucraban con los comercios. Sin un sistema de controles y equilibrios como el que tenemos hoy día, era normal que las prácticas de los negocios fueran desagradables e inescrupulosas. Pablo no entra en detalle ni da ejemplos, simplemente les advierte de las consecuencias de violar a otra persona en estos asuntos. ("Hermano" en el sentido de vecino y no un miembro de la iglesia.)

Algunos individuos interpretan este versículo de otra manera, diciendo que Pablo está continuando su advertencia en cuanto a pecados sexuales avisando a los hombres de la congregación que no cometan adulterio con las esposas los unos de los otros.

Esta idea es verdad y bíblica pero no encaja con lo que y como Pablo se está expresando aquí. La palabra "asunto" es un término de negocios que significa literalmente un asunto de negocios o en asuntos de comercio. Era un problema evidente en la sociedad pagana y Pablo se refiere a ello.

Aparentemente Pablo les ha advertido de esto anteriormente y repite su advertencia que hasta estas violaciones serán castigadas.

7Porque Dios no nos ha llamado a impureza, sino a santificación. 8Por consiguiente, el que rechaza esto no rechaza a hombre, sino al Dios que os da su Espíritu Santo.
- I Tesalonicenses 4:7-8

Pablo resume las primeras dos exhortaciones (un mayor esfuerzo en la purificación de sus vidas sexuales y comerciales). Él explica las razones por qué deben continuar con purificarse en estas áreas:

1. Son criaturas nuevas

En el bautismo cristiano enterramos a la persona vieja, pagana, sucia, impura, avara, deshonesta y resucitamos una persona completamente nueva - santificada - o apartada para un nuevo propósito.

Esta nueva vida tiene un nuevo enfoque, un nuevo propósito, un nuevo conjunto de directrices. Esta nueva vida se trata de pureza en pensamiento y obra, un esfuerzo continuo para colar lo impuro e impío.

Somos salvos porque Dios nos ama. Somos santificados porque Dios tiene un propósito para nuestras vidas (lo que Pablo explicará en la próxima sección.)

2. Serán juzgados

El "esto" al cual Pablo se refiere es Dios mismo. El que rechaza (deja de lado, anula), pone de lado no solo un estilo de vida, sino también el mismo Dios quien da esta vida de santificación; de purificación continua que funciona con y por el Espíritu Santo, quien es dado con este mismo propósito.

En el capítulo 5 versículos 19 y 20 Pablo dirá, "No apaguéis el Espíritu; no menospreciéis las profecías." Aquí les advierte que el negar o ignorar la palabra de Dios tiene el efecto de extinguir o sofocar al poder del Espíritu Santo dentro de los cristianos.

En este capítulo Pablo está diciendo la misma cosa solo que el extinguir el Espíritu y Su efecto en nosotros ocurre al no buscar la pureza y al rechazar la vida santificada que Dios nos ofrece a cambio de nuestra vida antigua de pecado. No lo dice con tantas palabras pero la finalidad es obvia. Calamidad caerá sobre quien rechaza a Dios y la vida impulsada por el Espíritu que Él ofrece para dedicarse a la vida vieja de impureza sexual, avaricia mundana y deshonestidad.

Sabemos que estas cosas pueden traer consecuencias físicas muy reales:

  • Enfermedades sexuales
  • Embarazos no deseados / culpabilidad / depresión
  • Esclavitud a hábitos depravados
  • Venganza de quienes engañamos, robamos o aprovechamos

Sí, hay consecuencias físicas, pero Pablo agrega a estos una consecuencia espiritual y advierte que aquellos que han sido salvados de las terribles consecuencias espirituales no deben volver o serán sujetos al juicio.

Así que recordemos lo que está pasando en este capítulo: Pablo les dice que hay tres cosas que necesitan trabajar para estar continuamente purificándose: purificando su vida sexual, sus negocios, y ...

Purificar su testimonio público – vs. 9-12

Generalmente nuestros pecados sexuales se hacen en secreto, la mayoría de las personas no pueden identificar si somos puros sexualmente. La mayoría de las personas asumen que lo somos y se sorprenden o espanten si se dan cuento que no lo somos. Nuestra avaricia la encubrimos o justificamos de diversas maneras. Los cristianos pueden esconder de otros estos tipos de pecados, pero la habilidad de tapar nuestros pecados de otros no nos da poder para influenciar a otro por Cristo. Solo hace que otros piensen que somos sinceros cuando no lo somos.

Sin embargo, lo que influye a la gente para Cristo es el cristiano que vive una vida pura y lo hace consciente y abiertamente. Si otros no ven esto, no serán impactados por nuestro mensaje. Esta es la razón por la cual no uso productos de tabaco. Más allá de razones de salud y los peligros de adicción, sé que los que no son cristianos no se impresionan por un cristiano que usa tabaco aunque sea en moderación o socialmente - esperan mejor de nosotros y nosotros debemos esperar mejor también.

Así que en esta sección final vemos a Pablo estableciendo nuevas metas por las cuales alcanzar además de la fidelidad y la perseverancia que ya han demostrado.

9Mas en cuanto al amor fraternal, no tenéis necesidad de que nadie os escriba, porque vosotros mismos habéis sido enseñados por Dios a amaros unos a otros; 10porque en verdad lo practicáis con todos los hermanos que están en toda Macedonia. Pero os instamos, hermanos, a que abundéis en ello más y más,
- I Tesalonicenses 4:9-10

Ya les ha enseñado la lección básica de Jesús, el amar el uno al otro. Ya han demostrado su fe, perseverancia, hospitalidad y ayuda a los hermanos en la provincia así que ya son conocidos como una iglesia que ama. Pablo quiere que continúen haciendo estas cosas. Su testimonio entre la iglesia era excelente, pero ahora el Apóstol toca el tema de lo que su testimonio del diario vivir debe ser para influir en aquellos que están fuera de la iglesia.

y a que tengáis por vuestra ambición el llevar una vida tranquila, y os ocupéis en vuestros propios asuntos y trabajéis con vuestras manos, tal como os hemos mandado;
- I Tesalonicenses 4:11

Ahora Pablo les da 3 cosas que son esenciales para llevar una vida equilibrada que provee un buen testimonio a otros que están fuera de la iglesia:

Llevar una vida tranquila

Esto no significa que la vida no debe ser emocionante o sin acción. Se refiere a un espíritu calmado, un corazón tranquilo en contraste a un actitud preocupado. Algunas personas aman el drama y todo lo que pasa en sus vidas es "grande", y todos a su alrededor se enredan en su tormenta. Una vida tranquila es evidencia de que Dios está en control.

Métete en tus propios asuntos

Un corazón tranquilo generalmente no se mete en los asuntos de otros. Creo que a esta virtud se le llama prudencia. La vida de esta persona no se desborda en la vida de otros.

Trabaja con sus manos

Esta expresión no se refiere exclusivamente al labor manual. Significa que te mantienes por tu propia labor. Si estás preocupado por los asuntos de todos los demás no tienes tiempo de ocuparte de lo suyo. Los cristianos deben ganarse la vida, tranquilamente sin meterse en los asuntos de otros y vivir en seguridad y paz.

a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.
- I Tesalonicenses 4:12

Aquí Pablo explica por qué debemos hacer estas cosas.

  1. Los cristianos deben ser ejemplos de una vida equilibrada, tranquila y productiva como una alternativa a la existencia fastidiosa de muchos de los incrédulos.
  2. Deben vivir de esta manera para no ser una carga a la sociedad. No hay nada peor que cristianos que son mantenidos por una sociedad no cristiana porque el cristiano rehúsa trabajar.

Resumen

Pablo reconoce el progreso de esta iglesia joven y les elogia por su crecimiento. Los anima a purificarse continuamente al:

  • Mantener su pureza sexual
  • Siendo honestos en sus negocios
  • Estableciendo vidas tranquilas, equilibradas y productivas

Al hacer estas cosas cooperan con la obra purificadora del Espíritu Santo en sus vidas, y evitarán el juicio. También proveerán un ejemplo de lo que la iglesia verdadera hace al dar un testimonio poderoso para Cristo al mundo. El hacer estas cosas nos prepara a nosotros y al mundo para la segunda venida de Jesús, lo que es nuestra tarea máxima.