El segundo Viaje Misionero de Pablo

Hechos 15:36-18:22

En el capítulo anterior dejamos a los Apóstoles y los ancianos en Jerusalén donde habían apaciguado una situación extremadamente divisiva en la iglesia de Antioquía al mandar una carta instruyendo a estos hermanas que, contrario a ciertas enseñanzas falsas, los conversos gentiles al cristianismo no tenían que ser circuncidados antes de ser cristianos. Esta idea había sido promovida por los judíos fariseos quienes se habían convertido al cristianismo pero que querían imponer su legalismo judío anterior a los prosélitos gentiles. Su idea era que para ser cristiano, que era un brote del judaísmo, tenías que guardar la Ley judía y la señal más notable de esto era el rito judío de la circuncisión. Esta idea falsa fue repudiada por los líderes en Jerusalén e informaron a los hermanos de su decisión en una carta entregada por Pablo, Bernabé, Silas y Barsabás.

Su decisión también confirmó y aprobó la obra que Pablo y Bernabé habían hecho entre los gentiles y le dio legitimidad entre la hermandad, de otro modo no habría habido un segundo o tercer esfuerzo misionero. Después de entregar la carta a la iglesia, Lucas escribe que Pablo, Bernabé y ahora Silas se quedan en Antioquía enseñando en la iglesia allí, probablemente reforzando las ideas mandadas en la carta y aclarando algunas de la confusiones doctrinales causadas por los maestros de la circuncisión. Sin embargo, este tema continuaría molestando a la iglesia primitiva (Pablo aborda el tema en Gálatas 5:12 y en la carta a los Colosenses 2:11-17).

El Segundo Viaje Misionero de Pablo – 15:36-18:22

El Desacuerdo (15:36-40)

Después de un tiempo en Antioquía, Pablo le propone a Bernabé volver a visitar las iglesias que habían establecido en su viaje anterior para fortalecerlas. Bernabé y Pablo están en desacuerdo sobre llevar consigo a Juan Marcos, el primo de Bernabé. Se resuelve cuando Pablo elige llevar a Silas a trabajar con él, y Bernabé toma Juan Marcos bajo su ala y vuelve a la obra en Chipre, su hogar anterior.

Esto es solo especulación, pero pareciera que Pablo ha dejado atrás su relación de mentor-estudiante que tenía con Bernabé. Silas, mencionado como profeta en el versículo 32 era un compañero apto para Pablo ahora. Por otro lado, Juan Marcos, todavía dolido por su falta en el primer viaje pero dispuesto a intentar de nuevo, necesitaba un buen maestro y mentor como Bernabé. Mediante la providencia de Dios un problema que amenazó con separar un equipo de misioneros resultó en dos equipos, y sabemos que Juan Marcos terminó sirviendo a ambos Pablo y Pedro años después (escribió el evangelio de Marcos que era primordialmente un resumen de las experiencias de Pedro con Jesús).

Se Recluta a Timoteo

41Y viajaba por Siria y Cilicia confirmando a las iglesias. 1Pablo llegó también a Derbe y a Listra. Y estaba allí cierto discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego, 2del cual hablaban elogiosamente los hermanos que estaban en Listra y en Iconio. 3Pablo quiso que este fuera con él, y lo tomó y lo circuncidó por causa de los judíos que había en aquellas regiones, porque todos sabían que su padre era griego. 4Según pasaban por las ciudades, entregaban los acuerdos tomados por los apóstoles y los ancianos que estaban en Jerusalén, para que los observaran. 5Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y diariamente crecían en número.
- Hechos 15:41-16:5

Vemos que al principio de su viaje tenían dos objetivos:

  1. Leer y explicar la carta mandada por los Apóstoles a las iglesias sobre la circuncisión.
  2. Fortalecer la fe de cristianos nuevos en las iglesias originalmente establecidas por Pablo y Bernabé.

Timoteo se une a su misión y fue dado tareas que originalmente habían sido de Juan Marcos. Observe que aunque peleaba por los derechos de los gentiles de hacerse cristianos sin la obligación de la circuncisión, Pablo circuncida a Timoteo (cuyo padre era griego y no creyente). Esto era necesario, no para que Timoteo fuera cristiano puesto que ya era miembro de la iglesia, pero fue requerido para poder entrar a la sinagoga donde no se permitían a incircuncisos y donde a menudo predicaba Pablo. A demás de esto se sabía que el padre de Timoteo era gentil.

La Dirección del Espíritu

6Pasaron por la región de Frigia y Galacia, habiendo sido impedidos por el Espíritu Santo de hablar la palabra en Asia, 7y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. 8Y pasando por Misia, descendieron a Troas. 9Por la noche se le mostró a Pablo una visión: un hombre de Macedonia estaba de pie, suplicándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. 10Cuando tuvo la visión, enseguida procuramos ir a Macedonia, persuadidos de que Dios nos había llamado para anunciarles el evangelio.
- Hechos 16:6-10

Desde su punto de partida en Antioquía de Siria, la distancia hasta la ciudad de Troas es aproximadamente 785 millas (1263 kilómetros). Lucas describe el viaje en pocos versículos, pero su viaje por tierra podría haberles llevado varios meses. La infraestructura romana permitió un viaje bastante seguro y personas como Pablo podían caminar unos 15-20 millas al día (24-32 kilómetros), alojando en posadas, casas de amigos o sinagogas.

Aparte de la obra en las iglesias que habían establecido en su primer viaje, mucho de su travesía era un intento fallido de ir hacia el oriente. Ser "impedido por el Espíritu" puede significar varios complicaciones u obstáculos que impedían que predicaran el evangelio en esa región. Por ejemplo, puentes destruidos, no hay sinagogas disponibles, enfermedades o falta de finanzas podría explicar su falta de éxito. Sin embargo, una vez llegados a la ciudad porteña de Troas, Pablo recibe una visión que por fin provee la dirección que estaban buscando. El sueño es bastante general (ven a Macedonia), pero sin detalles de quién contactar o dónde ir específicamente. Sin embargo la fe de Pablo es suficientemente fuerte para actuar basado en esta instrucción limitada.

Filipos (16:11-40)

En su visión, Pablo ve un hombre de Macedonia suplicándole por ayuda. El Apóstol y sus compañeros salen de Troas con rumbo a Filipos, la ciudad más importante de la región. Una vez allí, buscan un lugar donde podrían reunirse judíos y así proveerle la oportunidad de predicarles.

13Y en el día de reposo salimos fuera de la puerta, a la orilla de un río, donde pensábamos que habría un lugar de oración; nos sentamos y comenzamos a hablar a las mujeres que se habían reunido. 14Y estaba escuchando cierta mujer llamada Lidia, de la ciudad de Tiatira, vendedora de telas de púrpura, que adoraba a Dios; y el Señor abrió su corazón para que recibiera lo que Pablo decía. 15Cuando ella y su familia se bautizaron, nos rogó, diciendo: Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid a mi casa y quedaos en ella. Y nos persuadió a ir.
- Hechos 16:13-15

En los siguientes versículos (Hechos 16:16-24) Lucas describe un evento que se asemeja a lo que ocurrió en Chipre durante el primer viaje misionero. En ese entonces Pablo había cegado a un mago que intentaba impedir su trabajo. En Filipos echa fuera un demonio de una niña quien les seguía y estaba llamando la atención a su ministerio. Pablo, no queriendo el testimonio de una niña endemoniada, la calla al echar fuera el demonio. Esto causó que los dueños de la niña que se estaban aprovechando y lucrando de sus poderes ocultos, empezaran un disturbio. Pablo y Silas son arrastrados ante el juez, azotados y encarcelados con los pies en el cepo. La única diferencia aquí es que esta vez su encarcelamiento no es a causa de los judíos.

25Como a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban. 26De repente se produjo un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel fueron sacudidos; al instante se abrieron todas las puertas y las cadenas de todos se soltaron. 27Al despertar el carcelero y ver abiertas todas las puertas de la cárcel, sacó su espada y se iba a matar, creyendo que los prisioneros se habían escapado. 28Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. 29Entonces él pidió luz y se precipitó adentro, y temblando, se postró ante Pablo y Silas, 30y después de sacarlos, dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 30y después de sacarlos, dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? 31Ellos respondieron: Cree en el Señor Jesús, y serás salvo, tú y toda tu casa. 32Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa. 33Y él los tomó en aquella misma hora de la noche, y les lavó las heridas; enseguida fue bautizado, él y todos los suyos. 34Llevándolos a su hogar, les dio de comer, y se regocijó grandemente por haber creído en Dios con todos los suyos.
- Hechos 16:25-34

Observe que el carcelero tenía algún conocimiento de la fe porque el terremoto y el hecho de que ninguno de los prisioneros se escapó le movió hacer la misma pregunta que la multitud le hizo a Pedro el domingo de Pentecostés, "Hermanos, ¿qué debemos hacer?" (Hechos 2:37).

Lucas nos da solamente un resumen de lo que Pablo le enseñó. Sin embargo, observe que lo primero que el carcelero hace después de confesar su fe en Cristo es someterse al bautismo, justo como lo hizo la multitud en el día de Pentecostés. Lucas no menciona qué fue lo que Pablo le enseñó al carcelero y su familia sobre el bautismo pero el hecho que esto es lo primero que hace después de reconocer su creencia nos indica que el bautismo era parte del mensaje del evangelio.

35Cuando se hizo de día, los magistrados superiores enviaron a sus oficiales, diciendo: Suelta a esos hombres.36El carcelero comunicó a Pablo estas palabras, diciendo: Los magistrados superiores han dado orden de que se os suelte. Así que, salid ahora e id en paz. 37Mas Pablo les dijo: Aunque somos ciudadanos romanos, nos han azotado públicamente sin hacernos juicio y nos han echado a la cárcel; ¿y ahora nos sueltan en secreto? ¡De ninguna manera! Que ellos mismos vengan a sacarnos. 38Y los oficiales informaron esto a los magistrados superiores, y al saber que eran romanos, tuvieron temor. 39Entonces vinieron, y les suplicaron, y después de sacarlos, les rogaban que salieran de la ciudad. 40Cuando salieron de la cárcel, fueron a casa de Lidia, y al ver a los hermanos, los consolaron y partieron.
- Hechos 16:35-40

Un postdata interesante aquí es que cuando los magistrados buscaron soltar a Pablo y su colega quietamente sin que nadie se diera cuenta, él les recuerda de su ciudadanía romana y la manera ilegal que le han tratado, y rehúsa irse al menos que los jueces mismos lo sueltan públicamente. Esto lo hizo para protegerse de que alguien en el futuro diga que se escapó de la cárcel en vez de su liberación legal. Así que él y Silas salen de la cárcel pública y legalmente. Entonces pasan a despedirse de Lidia y van a otro lugar a predicar el evangelio.

Tesalónica

1Después de pasar por Anfípolis y Apolonia, Pablo y Silas llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. 2Y Pablo, entró según su costumbre, y por tres días de reposo discutió con ellos basándose en las Escrituras, 3explicando y presentando evidencia de que era necesario que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos, y diciendo: «Este Jesús, a quien yo les anuncio, es el Cristo». 4Algunos de ellos creyeron, y se unieron a Pablo y a Silas, junto con una gran multitud de griegos temerosos de Dios y muchas de las mujeres principales. 5Pero los judíos, llenos de envidia, llevaron algunos hombres malvados de la plaza pública, organizaron una turba y alborotaron la ciudad. Asaltando la casa de Jasón, procuraban sacarlos al pueblo. 6Al no encontrarlos, arrastraron a Jasón y a algunos de los hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: «Esos que han trastornado al mundo han venido acá también; 7y Jasón los ha recibido. Todos ellos actúan contra los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús». 8Y alborotaron a la multitud y a las autoridades de la ciudad que oían esto. 9Pero después de recibir una fianza de Jasón y de los otros, los soltaron.
- Hechos 17:1-9

¿Vemos un patrón aquí?

  1. Pablo llega a una ciudad y encuentra un lugar donde puede predicar.
  2. Algunos creen y otros no creen.
  3. Quienes creen siguen a Pablo y reciben más enseñanza, quienes no creen causan problemas.
  4. Pablo sale o se escapa, y el ciclo se repite en otro lugar.

Sin embargo, a pesar de los problemas, se establece la iglesia en Tesalónica.

Berea (Hechos 17:10-14)

Berea es la excepción que comprueba la regla a este ciclo. Los judíos en este lugar están ansiosos por escuchar a Pablo y consideran todo de acuerdo con las Escrituras. Muchos judíos se convierten juntamente con prosélitos griegos al judaísmo. Desafortunadamente esta obra fructífera se interrumpe cuando se repite el ciclo ya conocido. Solo que esta vez no son los de Berea que causan problemas sino judíos de Tesalónica quienes llegan a interrumpir el ministerio de Pablo entre los bereanos. Los hermanos allí lo escoltan cuidadosamente fuera de la ciudad dejando a Timoteo y Silas para continuar la obra en Berea por un tiempo.

Atenas (Hechos 17:15-34)

15Los que conducían a Pablo lo llevaron hasta Atenas; y después de recibir órdenes de que Silas y Timoteo se unieran a él lo más pronto posible, partieron.

16Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía dentro de él al contemplar la ciudad llena de ídolos. 17Así que discutía en la sinagoga con los judíos y con los gentiles temerosos de Dios, y diariamente en la plaza con los que estuvieran presentes. 18También disputaban con él algunos de los filósofos epicúreos y estoicos. Y algunos decían: ¿Qué quiere decir este palabrero? Y otros: Parece ser un predicador de divinidades extrañas —porque les predicaba a Jesús y la resurrección. 19Lo tomaron y lo llevaron al Areópago, diciendo: ¿Podemos saber qué es esta nueva enseñanza que proclamas? 20Porque te oímos decir cosas extrañas; por tanto, queremos saber qué significan.
21(Pues todos los atenienses y los extranjeros de visita allí, no pasaban el tiempo en otra cosa sino en decir o en oír algo nuevo.)
- Hechos 17:15-21

Lo interesante de su tiempo en Atenas es que Pablo no estableció una iglesia cuando llegó y predicó en la sinagoga. Lucas solo menciona que Pablo "discutía en la sinagoga con los judíos y gentiles temerosos de Dios", pero no dice que hubo creyentes o bautismos, y no hay ninguna información sobre alguna respuesta como resultado de sus prédicas en la plaza pública durante los primeros días de su ministerio allí.

22Entonces Pablo poniéndose en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, percibo que sois muy religiosos en todo sentido. 23Porque mientras pasaba y observaba los objetos de vuestra adoración, hallé también un altar con esta inscripción: AL DIOS DESCONOCIDO. Pues lo que vosotros adoráis sin conocer, eso os anuncio yo. 24El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres,25ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que Él da a todos vida y aliento y todas las cosas; 26y de uno hizo todas las naciones del mundo para que habitaran sobre toda la faz de la tierra, habiendo determinado sus tiempos señalados y los límites de su habitación, 27para que buscaran a Dios, si de alguna manera, palpando, le hallen, aunque no está lejos de ninguno de nosotros; 28porque en Él vivimos, nos movemos y existimos, así como algunos de vuestros mismos poetas han dicho: «Porque también nosotros somos linaje suyo». 29Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la naturaleza divina sea semejante a oro, plata o piedra, esculpidos por el arte y el pensamiento humano. 30Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan,31porque Él ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia, por medio de un Hombre a quien ha designado, habiendo presentado pruebas a todos los hombres al resucitarle de entre los muertos.
- Hechos 17:22-31

En su lugar, Lucas nos informa de la invitación y el discurso que Pablo da en la colina de Marte. Esto era significativo porque era su primer y contacto más directo con los filósofos y pensadores élites de ese tiempo.

Primero, unos antecedentes:

Así que, ese día se habían reunido a escuchar sobre esta nueva "religión", esta nueva "enseñanza" como los ricos y poderosos que eran, quienes son los primeros en cada generación de tener contacto con nuevas ideas. Este es el primer discurso de Pablo a un grupo grande e influyente de personas completamente paganas. No usará los profetas o las Escrituras para sus argumentos como lo ha hecho previamente con sus públicos judíos.

22Entonces Pablo poniéndose en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, percibo que sois muy religiosos en todo sentido. 23Porque mientras pasaba y observaba los objetos de vuestra adoración, hallé también un altar con esta inscripción: AL DIOS DESCONOCIDO. Pues lo que vosotros adoráis sin conocer, eso os anuncio yo. 24El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres,25ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que Él da a todos vida y aliento y todas las cosas; 26y de uno hizo todas las naciones del mundo para que habitaran sobre toda la faz de la tierra, habiendo determinado sus tiempos señalados y los límites de su habitación, 27para que buscaran a Dios, si de alguna manera, palpando, le hallen, aunque no está lejos de ninguno de nosotros; 28porque en Él vivimos, nos movemos y existimos, así como algunos de vuestros mismos poetas han dicho: «Porque también nosotros somos linaje suyo». 29Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la naturaleza divina sea semejante a oro, plata o piedra, esculpidos por el arte y el pensamiento humano. 30Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan,31porque Él ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia, por medio de un Hombre a quien ha designado, habiendo presentado pruebas a todos los hombres al resucitarle de entre los muertos.
- Hechos 17:22-31

Observe que Pablo basa su discurso sobre su idea de Dios, que era panteísta puesto que tenían muchos dioses. Su primer objetivo es moverlos del concepto de muchos dioses hacia la idea de un solo Dios. Entonces, les explica que este Dios único es la fuente de todo lo que existe y no depende del hombre, ni es Su naturaleza humana ni material. Su siguiente punto es que Dios requiere ciertas cosas de Su creación lo cual incluye al hombre, y que en algún momento juzgará el mundo (algo que su público entendía muy bien). Finalmente, introduce a Cristo y Su resurrección pero no le permiten terminar porque algunos empiezan a burlarse de él.

32Y cuando oyeron de la resurrección de los muertos, algunos se burlaban, pero otros dijeron: Te escucharemos otra vez acerca de esto. 33Entonces Pablo salió de entre ellos. 34Pero algunos se unieron a él y creyeron, entre los cuales estaban Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris y otros con ellos.
- Hechos 17:32-34

Hasta el momento en que introduce la resurrección de Jesús, el discurso de Pablo fue bien recibido puesto que lo que decía demostraba lógica y una manera superior de pensar sobre seres divinos. Por ejemplo, un Dios versus muchos dioses; un Dios todopoderoso versus los semidioses de la mitología griega; un Dios quien crea al hombre versus el hombre creando su propio dios; y finalmente, un Dios justo quien dispensa justicia versus la justicia dispensada por hombres débiles e imperfectos. Por supuesto resistían la idea de la resurrección de Jesús porque aunque creían en la vida después de la muerte para el alma, consideraban que la carne era maligna e impedía el viaje del alma que se libraba cuando el cuerpo físico moría. El concepto de la resurrección del cuerpo humano de la muerte (algo aceptado con fe) les parecía ridículo e inútil puesto que su creencia sobre la vida después de la muerte se centraba en que el alma se liberaba del cuerpo que lo tenía atrapado. Descartaron a Pablo pero no antes de que dos personas importantes y otros individuos creyeran y siguieron tras él buscando más enseñanza, mostrando que la palabra de Dios y el mensaje nunca vuelven vacíos.

Corinto (18:1-22)

1Después de esto Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. 2Y se encontró con un judío que se llamaba Aquila, natural del Ponto, quien acababa de llegar de Italia con Priscila su mujer, pues Claudio había ordenado a todos los judíos que salieran de Roma. Fue a ellos, 3y como él era del mismo oficio, se quedó con ellos y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. 4Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y trataba de persuadir a judíos y a griegos.
- Hechos 18:1-4

Lucas incluye un vistazo fascinante de la vida cotidiana de Pablo y como se desplazaba, como financiaba algunos de sus viajes, y las condiciones en las cuales vivía.

Aquila, y su esposa, Priscila, se presentan aquí y los veremos de nuevo más adelante en la narrativa. Observe también la atención que Lucas le da al detalle histórico al mencionar no solo la ciudad donde se encuentran los tres (en Corinto) pero también un marcador en el tiempo (Claudio expulsando a los judíos de Roma - Claudio reinó desde 44-45 d. C.).

5Cuando Silas y Timoteo descendieron de Macedonia, Pablo se dedicaba por completo a la predicación de la palabra, testificando solemnemente a los judíos que Jesús era el Cristo. 6Pero cuando ellos se le opusieron y blasfemaron, él sacudió sus ropas y les dijo: Vuestra sangre sea sobre vuestras cabezas; yo soy limpio; desde ahora me iré a los gentiles. 7Y partiendo de allí, se fue a la casa de un hombre llamado Ticio Justo, que adoraba a Dios, cuya casa estaba junto a la sinagoga. 8Y Crispo, el oficial de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa, y muchos de los corintios, al oír, creían y eran bautizados. 9Y por medio de una visión durante la noche, el Señor dijo a Pablo: No temas, sigue hablando y no calles; 10porque yo estoy contigo, y nadie te atacará para hacerte daño, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad. 11Y se quedó allí un año y seis meses, enseñando la palabra de Dios entre ellos.
- Hechos 18:5-11

Pablo permanece en Corinto 18 meses después de que el Señor le exhorta a quedarse y predicar. Varios judíos prominentes y gentiles también se convierten, pero cuando los judíos incrédulos resisten y blasfeman, Pablo centra sus esfuerzos exclusivamente sobre los gentiles. Ahora que han llegado Silas y Timoteo a ayudarlo está predicando a tiempo completo.

12Pero siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se levantaron a una contra Pablo y lo trajeron ante el tribunal,13diciendo: Este persuade a los hombres a que adoren a Dios en forma contraria a la ley. 14Y cuando Pablo iba a hablar, Galión dijo a los judíos: Si fuera cuestión de una injusticia o de un crimen depravado, oh judíos, yo os toleraría, como sería razonable. 15Pero si son cuestiones de palabras y nombres, y de vuestra propia ley, allá vosotros; no estoy dispuesto a ser juez de estas cosas. 16Y los echó del tribunal. 17Entonces todos ellos le echaron mano a Sóstenes, el oficial de la sinagoga, y lo golpeaban frente al tribunal, pero Galión no hacía caso de nada de esto.
- Hechos 18:12-17

Después de un largo periodo de ministerio sin interrupciones, el antiguo ciclo de oposición de los judíos empieza de nuevo y arrestan a Pablo. El juez libera al Apóstol al ver que esto no es un caso civil sino una disputa religiosa.

18Y Pablo, después de quedarse muchos días más, se despidió de los hermanos y se embarcó hacia Siria, y con él iban Priscila y Aquila. Y en Cencrea se hizo cortar el cabello, porque tenía hecho un voto. 19Llegaron a Éfeso y los dejó allí. Y entrando él a la sinagoga, discutía con los judíos. 20Cuando le rogaron que se quedara más tiempo, no consintió, 21sino que se despidió de ellos, diciendo: Volveré a vosotros otra vez, si Dios quiere. Y zarpó de Éfeso. 22Al desembarcar en Cesarea, subió a Jerusalén para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía. 23Y después de pasar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, fortaleciendo a todos los discípulos.
- Hechos 18:18-22

Lucas escribe que Pablo continua con su ministerio una vez absuelto en su juicio, pero después de un año y medio sentía la necesidad de volver a casa. Él trae a Aquila y Priscila consigo y los deja en Éfeso donde pasa un poco de tiempo pero promete regresar. Pablo termina su segundo viaje misionero al saludar la iglesia en Cesarea donde se ubica el puerto y va hacia el norte a su congregación de Antioquía para informar sobre su misión y descansar de sus viajes.

Lecciones

Es posible tener un desacuerdo sin provocar una división.

El desacuerdo entre Pablo y Bernabé es bastante normal en la iglesia: dos hermanos muy dedicados a la obra tienen diferencias en cómo proceder. Esta es una situación donde Satanás pudo haber sembrado discordia entre estos dos hermanos llevando a una división en la iglesia. Sin embargo, observe que no hubo ninguna división, y nadie dejó la iglesia.

Yo creo que llevaron su problema al liderazgo de la iglesia buscando una solución. En Hechos 15:40 dice,

Mas Pablo escogió a Silas y partió, siendo encomendado por los hermanos a la gracia del Señor.

Lucas menciona esto para destacar el hecho que la iglesia estuvo al tanto y bendijo la solución propuesta por estos hombres.

Mi punto aquí es que debemos traer asuntos de la iglesia a los ancianos cuando hay desacuerdos y ofensas. Esto es tanto una buena manera de buscar soluciones como guardarse de divisiones que a menudo llevan al rompimiento de la comunión entre hermanos por cosas insignificantes.

No necesitas saber el último paso para tomar el primero.

Pablo buscaba dirección después que se cerró la puerta de oportunidad para predicar en las regiones orientales. Su oración por dirección eventualmente fue contestada por la visión del hombre que le llamaba desde Macedonia

En ese tiempo Macedonia era una región de 10.000 millas cuadradas (29.500 kilómetros cuadrados) y su ciudad principal de Filipos tenía una población de 10.000-20.000 personas. ¡Hablando de una aguja en un pajar! Sin embargo, Pablo sabía que la dirección era hacia el poniente y no el oriente, y el territorio era Macedonia. Confió en el Señor para darle más dirección cuando lo necesitaba. Por ahora, demostró su fe al salir de Troas hacia Macedonia. Acabamos de leer que eventualmente encontró a la ciudad, las personas y la obra que tenía que hacer.

Algunas personas no tomarán el primer paso de seguir el Señor a menos que Él les demuestra todos los pasos para alcanzar su meta. Esto es "caminar por vista" no "caminar por fe". Generalmente el primer paso es un paso de fe y Dios no nos mostrará el siguiente paso o el paso final a menos que tomamos ese primer paso de fe. Nos gusta la seguridad y no nos gusta arriesgarnos a no ser que se nos garantiza el éxito desde un principio. Sin embargo, una vida dedicada a Cristo a menudo requiere que tomemos un primer paso de fe antes de que Él revele el próximo paso o la meta final.

Si el Señor te llama a algo puedes estar seguro de dos cosas:

  1. Si Él es quien te llama, tendrás que caminar por fe para responder al llamado.
  2. Si Él es quien te llama, proveerá todo lo que necesitas a su debido tiempo.
https://bibletalk.tv/el-segundo-viaje-misionero-de-pablo